Sobre la sorpresiva inflación en Estados Unidos

Este miércoles 12 de mayo el índice de precios al consumidor (IPC) de Estados Unidos sorprendió al alza al mercado. La variación mensual de abril fue un 0,80% —los analistas esperaban una variación de 0,20%—, con lo cual la inflación del último año registra un aumento del 4,20%, el más alto de los últimos 13 años.

Esta sorpresa de inflación volvió a empujar al alza las tasas de interés, algo que a la vez afectó la valorización de prácticamente todos los activos financieros del mundo. El índice S&P 500 cayó un -2,14% (en dólares), el tecnológico Nasdaq un -2,67% (también en dólares), mientras que en Chile el IPSA bajó -1,22% (en pesos chilenos).

Retornos en pesos chilenos para el 5/12/2021. Para la renta fija local se utilizó el índice Riskamerica Renta Fija Global y para mercados emergentes se consideró el ETF iShares MSCI EEM. Fuente: Bloomberg.

Si bien la cifra fue sorpresiva para el mercado, podría ser que la FED de Estados Unidos considere que estas cifras son presiones transitorias de inflación. “Tenemos una demanda reprimida”, dijo el vicepresidente de la FED, Richard Clarida, llamando a la inflación de abril como solo “un punto más de los datos”. Además, agregó que “es posible que la oferta tarde un poco en alcanzar a la demanda”.

¿Y qué son estas presiones transitorias de inflación?

Un buen ejemplo de presiones puntuales inflacionarias del lado de la cadena de suministros son los autos usados, que subieron más de un 10% en abril, representando más de un tercio del alza de inflación mensual.

Este efecto probablemente tenderá a disiparse a medida que las economías comiencen a abrir, considerando que los automóviles nuevos se están produciendo en menor masa debido a la escasez mundial de la oferta de chips electrónicos.

Quizás te podría gustar también 👀