Unicornershop

Cornershop es el primer unicornio chileno.

Sin tener clara la razón por esta obsesión escocesa (el unicornio es el animal nacional de Escocia), lo cierto es que una startup chilena ha superado por primera vez una valorización mayor a USD 1.000 millones.

Hay varias cosas cortas que se pueden contar.

Lo primero, y para poner en contexto el monto, como hizo el emprendedor Leo Prieto en un tweet: Uber pagó más por Cornershop de lo que Google pagó por YouTube (USD 1,65B el 2006) o Facebook pagó por Instagram (USD 1B el 2012).

Que el regulador mexicano bloqueara el 2018 la compra de Cornershop, que intentó Walmart por USD 225 millones, hizo que Uber se acercara y cerrara la compra del 100% esta semana por poco más de USD 3.000 millones.

(El dicho ése de que no hay mejor dinero que el generado por regulaciones, no tenía que ver exactamente con esto).

Esta columna había pensado titularla BBBornershop para explicar lo Bueno, Bonito y Barato de Cornershop, en un guiño a esta valuación de USD 3B.

Lo bueno, y lo que parece ser lo mejor de todo esto, es que Uber crea y confíe en tecnología desarrollada en Chile, construida con el talento extraordinario de su equipo y recursos limitados (los de Uber deben estar aturdidos mirando lo logrado levantando “apenas” 30 millones de dólares).

Lo bonito, es que le abrieron el camino a todas las startups que venimos detrás (nosotros mismos logramos levantar capital con ALLVP en gran parte gracias a que ellos nos recomendaron). Y es que se nos olvida esto: Cornershop sufrió consiguiendo sus rondas de inversión, de una manera que les podría hasta dar envidia ver cómo otras hoy son capaces de levantar más y en mejores condiciones (en buena parte gracias a ellos también).

Y lo barato que casi vendieron a Walmart. Cuando todos celebraban la transacción en los diarios, muy en privado pensaba que perfectamente podía valer más por las valorizaciones que típicamente se ven en Silicon Valley y por el tremendo producto que habían construido. Cuando le dije esto (no sé de dónde saqué el atrevimiento para hacerlo) a Oskar, el CEO, sonrió.

La de Cornershop es una historia tan grande que no va a caber en una columna o reportaje, pero en internet está laclase.cl que el equipo de este uni-cornio generosamente hizo en la Uni-versidad de Chile hace dos años, para que aprendamos.

Mientras esperamos el libro.

Disclosures: los tres fundadores de Cornershop son inversionistas en Fintual. Oskar Hjertonsson, CEO, es board member de Fintual junto a VC partners.


Columna publicada originalmente en Economía y Negocios de El Mercurio el 24 de junio de 2021.

Quizás te podría gustar también 👀