Plebiscito de salida: lo que sí sabemos

El próximo 4 de septiembre los chilenos vamos a decidir si queremos cambiar la Constitución que actualmente rige nuestra sociedad por la nueva carta fundamental propuesta por la Asamblea Constituyente.

Aunque no sabemos muy bien en qué va a terminar el plebiscito de salida y los procesos que pudieran venir después, la historia nos dice que, en el mundo, poner los cambios a la Constitución en debate es algo natural. En general, las Constituciones no están escritas en piedra y aunque el proceso para poder cambiarlas o modificarlas es complejo, se ha hecho antes.

¿Qué es la constitución?

Pero primero, lo primero. ¿Qué es una constitución? Según la RAE, la constitución es la “Ley fundamental de un Estado que define el régimen básico de los derechos y libertades de los ciudadanos y los poderes e instituciones de la organización política.”  En simple, son los lineamientos más generales que nos gobiernan.

La propuesta de Nueva Constitución, que fue presentada por la Asamblea Constituyente, incluye como principales cambios al texto actual el paso desde una “República Democrática” a una “Democracia Paritaria”; y la definición de Chile como un “Estado plurinacional e intercultural”, incorporando al texto a los pueblos originarios e indígenas.

Además, el texto propuesto establece un “Estado social y democrático de derecho", es decir, que debe proveer bienes y servicios para asegurar los derechos de las personas. En el texto actual, el Estado es un actor que debe "contribuir a crear las condiciones sociales" para la realización de las personas.

También se incorporan cambios en relación a la propiedad del agua, el sistema político y los derechos sexuales y reproductivos, entre otras cosas.

La realidad es que no se puede saber cuál va a ser el resultado del Plebiscito o los procesos que vendrán después de que se sepan los resultados. Es por esto que ya se comenta en los diarios y noticias qué pasará en los próximos años en cualquiera de los dos escenarios que el país debe elegir.

Lo que sí sabemos es que los cambios constitucionales son naturales, porque las leyes y normas suelen adaptarse a contextos cambiantes. En los últimos 44 años las constituciones en Latinoamérica se han reemplazado o reformado más de 140 veces. Estos cambios son diferentes en sí mismos y pueden ser motivados por eventos muy diversos.

De hecho, como lo nota el especialista en cambio institucional en América Latina y académico del CIDE, Gabriel Negretto, entre 1978 y 2008, tres cuartas partes de los países en Latinoamérica crearon al menos una nueva constitución.

Esto no solo es así en Latinoamérica; las constituciones son dinámicas en todo el mundo.

Fuente: elaboración propia con datos de Comparative Constitutions Project


¿Qué significa esto para mis inversiones?

Debido a que todas las opciones están sobre la mesa, sea cual sea el resultado de la votación del domingo, es esperable volatilidad en el mercado, tanto en el precio del dólar, como en las bolsas y las tasas de interés. Independientemente del sentido del movimiento, estas variaciones suelen ser de corto plazo y no deberían influir en tus decisiones de inversión.

Si inviertes en Norris, considera que esa inversión está en el extranjero, por lo que el precio de los activos no debería verse afectado, pero sí puede tener una variación según se mueva el tipo de cambio dólar-peso. Nuestros fondos están construidos considerando distintos escenarios; por eso, recomendamos que no te desvíes del plan que te propusiste inicialmente.


Disclaimer

Infórmate de las características esenciales de la inversión en estos fondos mutuos. Están en sus reglamentos internos, que puedes ver en la CMF y en fintual.cl/docs.



Quizás te podría gustar también 👀