My Little Pony y un juego de peleas: Them’s Fighting Herds

En los últimos años el género de los juegos de pelea se ha mantenido fuera del foco de atención en comparación a los grandes lanzamientos. Pero eso no quiere decir que haya muerto. Mientras Super Smash Bros. Ultimate se llevaba todos los reconocimientos (a pesar del evidente odio de Nintendo hacia la escena competitiva internacional, los torneos masivos durante la pandemia y una buena infraestructura online), los titanes del género se encontraban en tensión con las expectativas de sus jugadores, el prejuicio de los usuarios casuales hacia la dificultad de estos juegos, la falta de un sistema online decente y el nacimiento de comunidades de internet en torno a los indies (Under Night In-Birth, por ejemplo).

Afortunadamente el panorama ha mejorado en este aspecto: los desarrolladores han empezado a incorporar rollback netcode a sus juegos (un sistema que permite optimizar las partidas online, y así evitar problemas como lag spikes e inestabilidad del input delay). Además, la exigencia por crossplay (la capacidad de jugar entre distintas plataformas, evitando separar a los jugadores por razones de software arbitrarias) se está convirtiendo en una realidad, y la cantidad de juegos en el género que se pueden jugar online es abrumante con la existencia de Fightcade. En el mar de las ofertas de Steam encontré, hace un par de años, un juego que forma parte de este “renacimiento”, y que por diversas razones ha tenido dificultades encontrando un público masivo: Them’s Fightin’ Herds, desarrollado por Mane 6, un estudio independiente de EE.UU.

De mi pequeño pony a Them´s Fightin´Herds

Originalmente fue planteado como un fangame de la franquicia de My Little Pony, pero debido a la amenaza de acciones legales por parte de Hasbro, se transformó en un proyecto con personajes 100% originales. Incluso tuvo una exitosa campaña de crowdfunding en Indiegogo, uniéndose a la estirpe de juegos financiados por la comunidad como Skullgirls, Arcana Heart, o E’s Laf++.

Sin embargo, la relación con MLP no quedó hasta ahí: las peleadoras del juego fueron diseñadas por Lauren Faust, quien estuvo a cargo del show My Little Pony: Friendship is Magic, famoso por dar inicio al fenómeno de los bronies en la cultura popular.

Dato curioso: en el sitio web estadounidense 4chan crearon un subforo dedicado a los bronies debido a las quejas de usuarios de otras comunidades, específicamente /co/, dedicado a cómics y animación occidental.

A pesar del prejuicio existente por el estilo gráfico, a excepción de un personaje (Oleander), no se incluyen equinos, enfocándose en otros cuadrúpedos, como dragones (Tian Huo), cabras (Shanty), y vacas (Arizona y Texas–quien será incluido como DLC en noviembre). Esto le brinda mayor variedad visual y sirve a modo de excusa para explorar algunos de los arquetipos tradicionales de los juegos de pelea. Por ejemplo, los ataques de Tian Huo no hacen mucho daño, pero ella excede en velocidad y posibilidades de mix ups contra sus oponentes. En cambio, Oleander tiene proyectiles y habilidades basadas en sus poderes mágicos, lo que le da varias alternativas para presionar al oponente a distancia.

Cada personaje tiene una barra de súper, como ya es tradición en otros juegos 2D como Street Fighter o Marvel vs Capcom, pero a esto se suma una barra de magia, que funciona de manera distinta dependiendo de cada peleadora. Hay tres botones de ataque normal, denominados A, B, C, equivalentes a su fuerza: Débil, Medio, Fuerte, y las habilidades de magia están asignadas a un botón específico, llamado D. Este esquema podría considerarse limitado a primera vista, pero esto no quiere decir que el juego carezca de dificultad y profundidad en sus mecánicas.

El contenido para un jugador, aunque todavía está en desarrollo, es suficientemente sólido para introducir a un principiante a las mecánicas del combate. Estos incluyen un tutorial, un modo de entrenamiento bastante robusto y un modo de historia que también sirve como una forma de poner en práctica lo aprendido. Hasta el momento solamente tiene un episodio, pero es suficiente para comprender las mecánicas del juego y probarlo en un ambiente libre del estrés que conlleva el modo online.

El juego tuvo su lanzamiento oficial y salió de Early Access durante la pandemia, pero solo se podía jugar en la plataforma Steam en PC. Ahora, de la mano de Modus Games, está disponible en todas las plataformas actuales con crossplay incorporado, desde el 18 de octubre del presente año. En el último tiempo ha existido una demanda por este elemento en los títulos más destacados del género, considerando que juegos como Killer Instinct, Fortnite y Brawlhalla han encontrado soluciones para evitar separar el playerbase en distintas consolas. Como sucede en otros casos, se utiliza la infraestructura de Epic Online Services, que permite facilitar el proceso, tanto para los desarrolladores como para el jugador.

Empecé a jugar el 2020, el año de su lanzamiento oficial, y a pesar que los lobbies no estaban repletos, nunca fue complicado conectar con otros jugadores. La implementación de rollback mediante GGPO es excelente, permitiendo enfrentarte a jugadores de Brasil, Argentina, y EE.UU. sin mayores problemas. El hecho de que se permita escoger la cantidad de input delay fija es un elemento que se aprecia, y permite ajustar el juego en casos de conexiones más inestables, especialmente con los Estados Unidos.

No es el primero en utilizar esta idea (Skullgirls viene a la mente), pero resulta extraño que no se haya convertido en el estándar. Melty Blood Type Lumina y King of Fighters XV también lo incorporan… pero la implementación de TFH sigue siendo más estable en mi experiencia. Lamentablemente, el “relanzamiento” coincidió con la beta de rollback para Guilty Gear Xrd Revelator 2, por lo que encontrar partidas (ya sea de jugadores de PC o en consola) o lobbies donde hubiera un jugador desocupado resultó bastante difícil. Hay varios servidores de Discord donde se pueden encontrar jugadores y consejos para mejorar, pero no culpo al jugador común y corriente si no desea hacer este esfuerzo extra para encontrar gente con quien jugar.

De todas formas, si los lobbies masivos resultan incómodos, el juego tiene una opción para crear una sala más tradicional. Tampoco hay un modo ranked tradicional, favoreciendo un sistema de niveles más acordes al tiempo invertido en el juego que a la acumulación de puntos para un ranking. Incluso en peleas con oponentes más experimentados la presión de bajar de rango por razones arbitrarias no está presente.

En general, Them’s Fightin’ Herds no solo confía en el interés de una subcomunidad específica, también tiene suficientes elementos que pueden ser atractivos para jugadores casuales y competitivos. Y hace mejoras en la experiencia del usuario que juegos como Tekken se niegan a incorporar, confiando en la fidelidad de sus seguidores.

En tiempos donde los FPS y los MOBAs suelen acaparar toda la atención, los juegos de pelea son considerados de nicho, y la cantidad de jugadores constantes no va a resultar extremadamente masiva. Sin embargo, la dedicación de su comunidad y la existencia de un flujo constante de jugadores garantiza que vas a encontrar peleas de una forma u otra. El tango se baila de a dos, al fin y al cabo. Altamente recomendado.

¿Dónde jugar Them's Fightin' Herds?

Them’s Fightin’ Herds está disponible en Steam, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series S|X, y Nintendo Switch.

Quizás te podría gustar también 👀