Dear Intern

En el último newsletter del Fintualist que mandé se me olvidó poner un link y tuve que mandar una fe de erratas. Me quería morir.

Me sentía tan mal mientras escribía ese segundo mail que me acordé de la anécdota que le pasó al practicante de HBO:

Muchas personas empatizaron y contestaron el tweet con mensajes que simulaban ser cartas para el pobre practicante. Partían con “Dear intern...” y después compartían los errores garrafales que habían cometido en sus trabajos.

Así que invitamos a que las personas nos mandaran sus errores vergonzosos de la pega. Acá están los mejores que llegaron.


Hodor

Como practicante en una gran empresa chilena de la minería, me mandaron a “cuidar el patio”, básicamente controlaba el acceso de las personas a la sala de máquinas y la faena misma. Llegó un señor canoso y me puse pesado porque no me mostraba su permiso para acceder.

Al rato me llegó el tremendo reto por no dejar pasar al Gerente de Operaciones de TODA la compañía a la faena... Ups!

Jorge


Bienvenida a tu pega nueva

No es un error que cometí, pero me pareció divertido contarlo:

En mi primer trabajo pasé por 3 entrevistas: primero a RRHH, al jefe y al súper jefe. Todo el mismo día, y saliendo de la última reunión me preguntaron si quería ser parte del equipo. Yo muy feliz dije que obvio que sí y comencé mi primer día. Mi jefe se sienta a mi lado, abre su computador y me dice "Ya Sofi, tu primera tarea es escribirle un mail a la mina que no quedó en el puesto que tú sí"

Jajajajajaja, por Dios que recuerdos
Salu2

Sofía


El baño que nadie tapó

Hola equipo de Fintual,
Les quería contar una historia de una amiga (que si bien no era su primer día de interna, sí su primer día de pega)... Llegó con mucha motivación el primer día, a una empresa ganadera para ejercer de ingeniera. Cuento corto: fue al baño y se encontraba a media máquina (imagínense un baño de una empresa que se sitúa en el campo, muchos años deben tener esas instalaciones), no sé cómo, pero lo terminó tapando. Después del almuerzo se pilló con la sorpresa de que lo habían intentado destapar, fallando en el intento e inundando gran parte de la oficina, con ese olor característico que tienen los desagües.

Si les interesa les puedo enviar una foto que me envió ella (ojalá esto quede anónimo porque le da vergüenza) del escándalo que se armó en la oficina por ese maldito baño, donde al día de hoy aún no saben quién fue el o la culpable jajaja y claramente mi amiga jamás revelará su secreto...

Cuídense! Me alegran las mañanas con sus cartitas :)

Anónimo


El all inclusive más barato de la historia

Buenísima iniciativa, aquí voy con mis cagadas:

1. Primera GRAN cagada GRAN.

Hice mi práctica en una agencia de viajes, porque me gustaba viajar, y había estudiado comercial y creía que sería inmensamente infeliz si no trabajaba en algo relacionado con el turismo, jajaja. Así que partí mi práctica ahí jurando que era el sueño del pibe, mas era una pega meramente administrativa de ingresar las ofertas a la página web, que obviamente odié y a las dos semanas estaba aburrida, haciendo la pega no de muy buena gana y con cero prolijidad, cualidad MUY necesaria cuando se trabaja en e-commerce, ya que un mini error, puede significar mucha $$ de pérdida para la empresa.

Por supuesto, me equivoqué en una oferta de paquete turístico a una isla paradisíaca del caribe, que el precio original era más de $1M, el paquete por persona....y sí. Olvidé un 0 y por supuesto era la mejor oferta que podías encontrar de all inclusive en la historia de los all inclusives.

Por suerte no se alcanzaron a vender tantos antes de que hayan cachado el papelón. La foca no me llegó a mí, si no a mi jefa por no revisar las cosas que subía... UPS.

Bernardita


La casa con muros a medias

Holi,
En una práctica en una empresa chica (circo chico, uno hace de todo) me tenían a cargo de fabricar casas, desde el diseño a la constru (las hacen con paneles SIP, son sándwiches de aislación con madera bien cachilupis).

La diseñé, la fabriqué, la etiquetamos, todo bien... Excepto que entre planos y planos, la arquitecta a cargo de los cimientos mando mal un plano y nunca lo corregí en el modelo final. Resulta que llegue a la obra, a construir, y no calzaban los muros por... 4 cm.

Digamos que por no revisar el correo (y haber hinchado más las pelotas), me mandé un condoro construyendo una casa.

Igual me mandaron a mí a solucionar el problema, al practicante chiquito de 19 (en esa época, 4to de U) a lidiar con la clienta enojada y la jefa. Al final me tiraron a mí a hablar con todos y la jefa estaba no sé dónde. Con el Notebook estaba furioso viendo los planos y sacando números, la hice corta, mandé a un maestro a cortar 2 o 3 muros de tal forma de que calzó todo justo, y al final hubo como 1 o 2 paneles que hubo que cambiar.

Todos felices, no nos atrasamos más de un día extra de pega y una camioneta de materiales, y me sentí útil por primera vez en mi vida!

Las otras cagadas que me he mandado son más fomes y más chicas, pero una vez por error le mandé una foto de mi perrita a una clienta. Taba chiquita, pero ahora está grande, se llama Toriel
Eso, saludos!

Sebastián


Gracias a todas las personas que mandaron sus cagadas! Nos reímos mucho y nos sentimos menos mal por la pifia del newsletter.

Esta última carta fue mi favorita y quería complementarla con esta foto/meme:

Quizás te podría gustar también 👀