¿Qué está pasando en los mercados?
📈
Basado en este hilo de twitter publicado el 24 de enero de 2022

Un poco de contexto. Los mercados accionarios abrieron el año con una brusca caída. Esta ha sido generalizada: Estados Unidos, Europa, Asia. Ni las criptomonedas se salvaron 🚀.

Elaboración propia

Si bien es una caída pronunciada, han habido varias de estas en los últimos 10 años. El siguiente gráfico muestra las caídas del Nasdaq desde su “peak”, la última puntita es la de 2022.

Elaboración propia

¿Cómo llegamos hasta acá?

Comenzó con los datos de alta inflación, no solo en EE. UU. sino en todo el mundo.

En general, la inflación viene por 2 motivos: 1. Los trabas en las cadenas productivas globales (+ demanda,-oferta) 2. Los estímulos monetarios de los bancos centrales

Elaboración propia

La alta inflación ha motivado a la mayoría de los bancos centrales a subir el nivel de tasas de interés.

Si bien esto ayuda a contener la inflación, también suele afectar los retornos de las acciones. Cuando las tasas suben, los precios de los activos financieros caen.

Elaboración propia

A todo esto, se suma una escalada de tensión entre Ucrania y Rusia por la preocupación de Putin por los acercamientos entre Ucrania y la OTAN, que lo llevó a desplazar más de 100.000 soldados a la frontera con Ucrania. EE.UU. y la UE apoyan y respaldan a Kiev.

En 2014, Rusia ya había anexado parte de Ucrania, donde separatistas prorrusos han mantenido una disputa con el ejército ucraniano. Un conflicto mayor podría generar una crisis internacional. Europa vive una escasez energética y Rusia es el principal exportador de gas del mundo.

Elaboración propia

Resultado? Tuvimos un aumento en la percepción de riesgo en los mercados financieros.

El siguiente gráfico muestra el VIX, un índice calculado basándose en el mercado de opciones de EE. UU. Suele ser un buen indicador de la percepción de riesgo.  Mientras más alto, más riesgo.

Elaboración propia

¿Seguirán las caídas de mercado?

Es imposible estimar con certeza cuándo acabarán. Lo que podemos hacer es poner la pelota al piso, e intentar ver el “estado de salud” del mercado. Analicemos algunos indicadores e intentemos responder preguntas.

Primero, ¿seguirán subiendo las tasas de interés?

La FED va a subir su tasa, eso ya es prácticamente un hecho. Sin embargo, el mercado ya tiene incorporado que subirá un 1% en un año. Por lo tanto, si suben menos que eso, no debiese pasar nada terrible.

Elaboración propia

Además, a diferencia de otras crisis, la economía y las compañías en general se ven sanas. Si vemos por ejemplo cuánto han crecido los ingresos de las compañías en 2021, los números siguen sólidos: un 11,8% de crecimiento en ingresos y un 52,3% en utilidades.

Ejemplo S&P 500:

Bloomberg

Por otro lado, los niveles de rentabilidad y márgenes de las compañías han seguido estables y sanos. Es decir, sigues teniendo buenas utilidades por cada dólar invertido.

Elaboración propia

¿Está cara la bolsa?

Si bien no estamos en una época de múltiplos bajos, tampoco estamos en niveles de estrés como en otras correcciones. El siguiente gráfico muestra el múltiplo precio/utilidad: cuánto pagas por cada dólar de utilidades que entrega el S&P 500, más alto más caro.

Elaboración propia

¿Puede seguir cayendo?

Sí, es posible, pero recordemos que estamos hablando de acciones, son instrumentos financieros que tienen riesgo y por ende es natural que tengan caídas en el corto plazo. Si tu dinero lo estás ahorrando para más de 1 año, es esperable pasar por ciclos así.

Para cerrar.

Este tipo de correcciones han pasado muchas veces, y existe harta evidencia de que mantener la calma es la mejor estrategia en estas situaciones. A continuación, te compartimos algunos artículos en que explicamos estos fenómenos en más detalle.

  1. Lo que ganas con esperar: Día a día hay ruido en los mercados, a esto se le conoce como volatilidad. En el largo plazo, la volatilidad se disipa, y solo te quedas con el retorno que producen las compañías.
  2. Esperar puede ser la mejor estrategia de un inversionista: Intentar evitar una corrección de mercado es costoso, porque es imposible saber cuándo ocurrirá, y luego, cuándo ocurre, es difícil darse cuenta cuándo termina. A largo plazo, es mejor mantener tu inversión.
  3. Por qué "Prefiero esperar a que se calme la cosa antes de volver a invertir" es un error: Históricamente, no ha sido una buena idea retirarse del mercado para intentar achuntarle a cuando volverá a subir. Si te pierdes unos pocos días de retornos altos, tu inversión puede caer de manera significativa.
  4. Pérdidas de corto plazo: Tener pérdidas en ventana cortas de tiempo es totalmente normal en los mercados financieros. Lo relevante es que a medida que “aumentas la lupa” los retornos dejan de ser negativos. Por eso, en el largo plazo siempre conviene mantener tu dinero invertido.
  5. El inversionista con peor suerte de la historia: Incluso si hubieses tenido mucha mala suerte, y justo hubieras invertido días antes de las peores caídas de los mercados, hubieses tenido éxito en el largo plazo. Y si eres constante, y te armas el hábito de ahorrar, los resultados serían aún mejores.
  6. Mantener la calma es la mejor estrategia cuando hay caídas: Usualmente, los retornos más altos suelen venir tras las caídas más profundas, en este artículo explicamos por qué ocurre este fenómeno y por qué es mejor guardar la calma en episodios de crisis.

Esperamos que esto ayude a entender el panorama actual de los mercados: en definitiva, vemos bajas de precios rápidas, pero las condiciones económicas y las valorizaciones hacen pensar que no implicará mayores consecuencias, solo un mal rato!

Quizás te podría gustar también 👀