Rescatando la positividad: el caso de la supervivencia materna

Si te pregunto cómo ves el mundo hoy comparado con hace unos años, ¿me dirías que las cosas están cada vez mejor o cada vez peor?

No te conozco, pero lo más probable es que dirías que están cada vez peor. No soy adivina, es sólo estadística.

Instinto de negatividad

La gran mayoría de las personas alrededor del mundo opina que el mundo está cada vez peor. Dos de cada tres personas, según un ranking de IPSOS.

Algunos dirán “y, ¿cómo no?, con todo lo que ha pasado en los últimos años: pandemia, guerra, inflación, etc.” Pero resulta que nuestro pesimismo no parece ser circunstancial: consistentemente desde 2013 (y probablemente mucho antes, pero ese año se empezó a medir) el mundo en general ha pensado que las cosas están cada vez peor.

Esta perspectiva podría tener una explicación psicológica: el instinto humano de supervivencia hace que notemos más, o tengamos más interés, en las malas noticias. Entonces, para los medios de comunicación puede ser más atractivo escribir noticias dramáticas o catastróficas. Y finalmente, nuestros sesgos cognitivos sobreestiman la ocurrencia de las cosas malas que vemos en los medios, y nuestro cerebro infiere que “todo está mal”.

Pero, como lo notó Hans Rosling en su magnífico libro Factfulness (que inspiró esta nota), como regla general, el mundo está mejorando, no empeorando. Por ejemplo, la hambruna y la pobreza están cayendo; y la democracia, alfabetización e inmunización están aumentando.

La brutal muerte en un parto que muestran en el capítulo de la nueva serie y precuela de Game of Thrones (House of the dragon) nos hizo acordar del enorme progreso que ha habido respecto de la supervivencia materna en el mundo. En el pasado, embarazarse y dar a luz eran mucho más peligrosos que ahora.

Los datos más recientes indican que en Finlandia y Suecia mueren cerca de 5 madres por cada 100,000 nacimientos; 5 generaciones atrás, dar a luz era alrededor de 150 veces más riesgoso. En Finlandia, entre 1860 y 1870 murieron en promedio cerca de 950 madres por cada 100,000 nacimientos por año. Tremendo avance.

Ojo: esto no significa que “todo esté bien” en el mundo

Desafortunadamente, hay realidades muy distintas entre países: en Finlandia, parir es 5 veces más seguro que en Chile, 10 veces más seguro que en México y más de 200 veces más seguro que en Sierra Leona.

Pero sí significa que el mundo, en general, está mejorando

Me parece que el hecho de que hace 5 generaciones la supervivencia materna en Finlandia era similar que hoy en Sierra Leona (el país con menor supervivencia materna del mundo), es esperanzador. Espero que este post te haya ayudado a ti también con un poquito de optimismo.



Quizás te podría gustar también 👀