La evolución musical de Bad Bunny

De las cerca de 130 canciones que tiene Bad Bunny publicadas en Spotify, solamente 35 son canciones de reggaetón.

De esas 35 canciones, más o menos la mitad están en los discos YHLQMDLG y Las que no iban a salir, siendo el último un álbum con las canciones del YHLQMDLG que no iban a salir. Quizás eso explica por qué mucha gente tiene a ese disco como su favorito: es el mejor para perrear hasta el -1.

En este artículo vamos a analizar la evolución musical de Bad Bunny con los datos que nos provee Spotify y trataremos de averiguar cómo pasó de ser un artista más del género urbano a ser una superestrella mundial.

Y si quieres, te recomiendo escuchar esta playlist mientras lo lees.

De estar amarrado a una productora a hacer lo que se le da la gana

La carrera de Bad Bunny parte cuando se convierte en el primer artista de la productora Hear This Music, formada por DJ Luian y Mambo Kingz.

¿Cuál fue la primera canción de Bad Bunny?

Con ellos el año 2016 Bad Bunny lanza su primer éxito: la canción Diles, una colaboración con Ozuna, Farruko, Arcangel y Ñengo Flow. Esta canción pertenece a un género que recién estaba naciendo en esa época: el trap latino, que se acerca más al rap estadounidense que al reggaetón.

Entre el 2016 y el 2018 Bad Bunny ya tiene 50 canciones, la mayoría de trap en colaboración con otros artistas. En esta época podemos contar las canciones de reggaetón publicadas por él con solo una mano.

Si bien Bad Bunny se convirtió en un artista muy conocido en esa época, tuvo un problema con la productora Hear This Music : ellos eran los que tomaban todas las decisiones por él. Esto incluye las canciones que iba a lanzar y los artistas con quién iba a colaborar.

Bad Bunny el año 2017. Mano arriba los que nos quisimos hacer ese corte de pelo 🙋🏻‍♂️.

Benito tenía la intención de hacer un disco que fuera más que una colección de singles. Quería que fuera una experiencia que se pudiese escuchar de principio a fin, como si fuese una historia. Sin embargo, Hear This Music quería seguir en la dinámica de solo hacer singles, ya que este modelo es el que consideraban más rentable.

En 2018, Bad Bunny al fin se separa de la productora Hear This Music y lanza su primer disco X100PRE. Aquí rompe con muchos estereotipos y muestra que es más que un cantante de trap.

Por ejemplo, lanza su primera canción de reggaetón en la que no colabora con ningún artista, Cuando Perriabas. También presenta la canción llamada Otra Noche en Miami, donde muestra que el género urbano puede ser más que simplemente trap y reggaeton.

Y tiene más de 226 millones de visitas!

De ahí en adelante Bad Bunny ha lanzado 4 discos más: Oasis, YHLQMDLG, Las que no iban a salir y El último tour del mundo, en donde se ha dedicado a ampliar los horizontes de género urbano.

Y son varias canciones de esos álbumes que han modelado la forma de hacer música en este género. El ejemplo más importante es la canción Dakiti, que es un híbrido entre música electrónica y reggaetón.

Este tema se transformó en una de las canciones en español más famosas de toda la historia, rompiendo récords en diversos rankings de todo el mundo con más de mil millones de reproducciones.

Gracias a los datos que nos provee Spotify, podemos tener un indicador de la popularidad de Bad Bunny en el tiempo, ya que guarda un número entre 0 y 100 para cada álbum o single del artista, lo que nos indica qué tan popular es.

Podemos ver que a grandes rasgos, desde que Benito salió de Hear This Music a finales del 2018, su popularidad ha ido en aumento.

Popularidad de los álbumes y singles de Bad Bunny en el tiempo (elaboración propia con datos de Spotify).

Ahora vamos a seguir navegando en los datos que nos provee Spotify para analizar los tres discos principales de Bad Bunny.

Por qué nos gusta tanto el disco YHLQMDLG

Para hacer más simple nuestro análisis, nos vamos a centrar en los discos X100PRE, YHLQMDLG y El Último Tour del Mundo.

Lo que vamos a ver es que X100PRE y El Último Tour del Mundo son discos bien variados que se pasean por muchos estilos, mientras que YHLQMDLG es un álbum que va a las raíces del género urbano, siendo en su mayoría canciones de reggaetón y trap.

La API de Spotify nos permite obtener ciertos datos para cada canción de un artista. En este caso, para cada canción vamos a tener:

  • El tempo: que tan rápida es la canción.
  • Bailabilidad: en una escala entre 0 y 1, cuan bailable es una canción.
  • Energía: en una escala entre 0 y 1, cuanta energía transmite la canción.
  • Positividad: en una escala entre 0 y 1, cuanta alegría transmite la canción.

Para partir en simple, vamos a analizar el tempo de las canciones de estos discos realizando un diagrama de caja.

Boxplot del tempo de las canciones de los principales discos de Bad Bunny (elaboración propia con datos de la API de Spotify).

En la figura cada punto representa una canción de Bad Bunny y la altura a la que se encuentra este punto representa el tempo de dicha canción.

El tempo se mide en pulsaciones por minuto, y mientras más alto el valor del tempo, más rápido se debe interpretar una canción. En este gráfico, vemos que en el disco YHLQMDLG, la mayoría de las canciones tienen un tempo cercano a 90.

¿Qué nos dice esto? En general, toda canción de reggaetón tiene un tempo entre 85 y 95, por lo que esta es una forma de visualizar que este disco concentra la mayor cantidad de canciones de reggaetón de Bad Bunny (por ejemplo, La Santa, Bichiyal, La Zona, La Difícil, entre otras). Los otros dos discos contienen menos reggaetón, pero exploran otros géneros.

Para visualizar esto vamos a explorar las otras variables.

Boxplot de los atributos de las canciones de los principales discos de Bad Bunny (elaboración propia con datos de la API de Spotify).

En este gráfico podemos notar varias cosas. La primera es que X100PRE, el primer álbum de Bad Bunny es un disco más bien oscuro, pues la mayoría de sus canciones transmiten poca energía y alegría. Si escuchamos este disco de principio a fin, nos podemos dar cuenta que la mayoría de las canciones son más bien tristes (si no me crees, escucha la canción Si Estuviésemos Juntos o RLNDT).

También podemos comprobar que El Último Tour del Mundo parece ser el disco más variado, ya que presenta canciones con distinto nivel de energía y alegría. Esto no nos sorprende cuando recordamos que este disco tiene canciones súper distintas entre sí: La Noche de Anoche, Trellas y Cantares de Navidad, todas con un estilo diferente.

Por ejemplo, el Trio Vegabajeño fue un trío de música popular puertorriqueña que existió hasta principios de los 80 y Bad Bunny lo ocupa como cierre del álbum.

¿Y qué pasa con YHLQMDLG? Gracias a los datos podemos comprobar que este es un disco más enérgico y alegre: es la principal fuente de canciones para perrear de Bad Bunny.

Prácticamente, todas las canciones son de reggaetón o trap, no hay nada muy experimental. Este disco va a las raíces del género urbano, fue pensado para ser escuchado en un carrete o fiesta, pero lamentablemente salió a fines de febrero del 2020, por lo que no quedó otra opción que disfrutarlo en cuarentena.

Lo último que nos queda por entender es por qué Bad Bunny se convirtió en una superestrella. Y para esto, vamos a tener que ir más allá de los datos, a cosas que no se pueden cuantificar.

Expandiendo el horizonte del género urbano

En el 2017 Benito era un artista más del género urbano. Como él, también sonaba harto Maluma, JBalvin, Ozuna, Darrell, Brytiago, Anuel AA, Bryant Myers, entre varios más.

Sin embargo, Bad Bunny se convirtió en uno de los artistas más escuchados en el mundo. Tiene cerca de 46 millones de oyentes mensuales en Spotify, lo que lo convierte en el artista número 22 del mundo en este ranking. Además, de esos 46 millones, Chile aporta con 2 millones y medio de oyentes, siendo el segundo país del mundo que más escucha a Bad Bunny después de México. Como supondrás, esto convierte a Bad Bunny en el artista más escuchado en nuestro país.

Mirando los datos de Spotify, de los artistas de “la nueva generación del reggaetón” el único que se puede comparar en popularidad a nivel mundial a Bad Bunny es JBalvin (14 del mundo en Spotify). Luego un escalón por debajo, Ozuna (48 del mundo) y Maluma (54 del mundo). Los demás no han podido mantenerse en el tope de los rankings, salvo por algunas canciones que han estado de moda.

En esta parte juega un rol clave su lado más experimental. Como vimos en los datos, los discos X100PRE y El Último Tour del Mundo son súper variados, y en ellos encontramos canciones que van más allá del reggaetón o del trap.

En palabras simples, no se mantuvo haciendo lo mismo: la música que hace ahora Bad Bunny es muy distante de la música que lo hizo famoso el 2017. Bad Bunny expandió el horizonte del género urbano, incorporó en sus canciones elementos de otros estilos, como sonidos provenientes de la música electrónica, de la música pop en inglés, e incluso del rock latino (por ejemplo, la canción Maldita Pobreza recuerda mucho a las canciones de Los Enanitos Verdes).

Gracias a esta faceta experimental Bad Bunny ha hecho que la música urbana llegue a más gente. Si tomamos una canción de reggaetón old school del 2006, probablemente la encontremos muy distinta a una canción como Yonaguni, que es más “accesible” para todo público.

Y esto es lo que mejor ha sabido hacer Bad Bunny: hacer canciones urbanas que le gustan a personas que normalmente no escucharían reggaeton o trap. Por esto, podemos decir con confianza que Benito ha moldeado el género urbano durante los últimos 6 años.

Quizás te podría gustar también 👀