El caso de las acciones de LATAM Airlines

Un buen ejemplo de los beneficios de la diversificación se vio estas últimas semanas con la caída del precio de las acciones de LATAM.

Muchas veces te hemos hablado de la importancia de la diversificación, como cuando te explicamos por qué usamos ETF o por qué no siempre es conveniente invertir en propiedades. Incluso, cuando incorporamos instrumentos de videojuegos en nuestras inversiones.

Diversificar es “no poner todos los huevos en la misma canasta”, como dice el refrán —por algo los refranes son populares—. Así, si pasa algún evento que afecta a uno de ellos y, por ejemplo, baja mucho de precio, los otros van a poder amortiguar la caída.

¿Qué pasó con LATAM?

La pandemia y los masivos cierres de fronteras le pegaron duro al rubro turístico y aeronáutico en el mundo. Uno de los afectados fue la aerolínea más grande de Chile: LATAM Airlines.

Sus pérdidas fueron tan grandes que estuvo a punto de quebrar. Para poder seguir operando, decidió proponer un plan de reorganización de la empresa y así poder optar a recibir nuevo financiamiento.

El 26 de noviembre presentó el plan, que incluía la emisión de nuevas acciones y bonos. Entre ambos, asegurarían un ingreso de unos USD 8,2 mil millones (aprox. $6,9 billones de pesos) a la empresa.

¿Qué significa la reorganización?

LATAM podrá reestructurar su propiedad y sus deudas. Recordemos que una empresa puede financiarse de dos formas: con deuda y con acciones. Los llamamos pasivos y patrimonio, respectivamente. Con ambos podrá financiar todos los activos que tiene: aviones, oficinas, pago a las personas que trabajan ahí, etc.

Los pasivos pueden ser préstamos o emisión de bonos. Los bonos son instrumentos financieros que tienen dos agentes: el acreedor, que presta cierto monto de plata en el presente, y el deudor (la empresa, en este caso), que se compromete a pagar ese mismo monto a futuro ajustado por cierto interés. También podría ir pagando montos chicos de interés antes de que se venza la deuda, conocidos como cupones.

El patrimonio es igual a todos los activos que tiene la empresa menos sus pasivos. Refleja todo lo que la empresa posee y se divide en pequeños trocitos llamados acciones. Quienes sean dueños de esas acciones tendrán parte de la propiedad de la empresa.

Entonces, la empresa decidió aumentar su deuda y vender un poco más de su propiedad. Piénsalo como una torta: la torta completa creció y el pedazo que tenías originalmente ahora representa un porcentaje mucho menor del total. A eso se le llama diluirse: sus acciones ahora valen menos. Aunque los 3 principales accionistas se mantienen con el mismo poder (la familia Cueto, Delta y Qatar Airways).

¿Cómo afectó al precio de las acciones de LATAM?

Los distintos anuncios han generado volatilidad en el precio de la acción. La incertidumbre respecto a qué va a pasar en el futuro con la empresa y cómo les va a afectar a los accionistas actuales y potenciales ha provocado una caída importante en el precio de la acción.  Incluso, a inicios de esta semana (30 de noviembre) su precio fue el más bajo en 23 años y cayó 47% solamente en un día.

Y lo importante: ¿qué pasa si solo invertiste en LATAM? Podrías haber perdido mucha plata. En cambio, si invertiste en un fondo que tiene varios instrumentos además de las acciones de LATAM, la pérdida no será tan grande. Probablemente, los otros componentes de tu portafolio no se han movido tanto, o incluso puede que hayan tenido ganancias. Mientras más instrumentos y más diversificados estén, menor será esa caída.

Por eso, es fundamental diversificar.


Si te gustó este artículo y tienes un comentario o algo para complementarlo, escríbenos a cartas@fintual.com. Publicamos las más destacadas.

Quizás te podría gustar también 👀