Decorar te hace feliz

Cuando chico amaba ver las decoraciones de navidad por todas partes antes de que fuera 25 de diciembre. Villancicos en el supermercado, el árbol gigantesco en el mall y los objetos navideños de la casa de tus amigos. Mientras más luces, adornos colgados de las ramas y viejos pascueros animatrónicos, mejor. Todo era indicio de que se venía una feliz fiesta de alegría familiar y bueno, abrir regalos también.

Después fue pasando el tiempo, la vida se puso desafiante y realista. De pronto no hace sentido ver decoraciones navideñas justo después de que termine Halloween, como tampoco me es lógico incluso llega a ser doloroso ver a viejos pascueros trabajando abrigados como si estuviéramos en el Polo Norte, cuando afuera se están cayendo los patos asados. Este año a mediados de noviembre vi que una vecina del frente había armado su árbol navideño y creo haber girado los ojos hacia arriba. Sin embargo, me vengo a enterar ahora que esto hace a las personas más felices.

Resulta que un estudio del psicoanalista Steve McKeown, publicado en la revista Unilad, explica que decorar con anticipación tendría numerosos efectos positivos en las personas. La Navidad es una festividad que en la infancia trae mucha alegría, y tenerla cerca es algo que evoca esos sentimientos de felicidad. La decoración es un anclaje hacia esas emociones, por lo que mientras antes uno traiga la imaginería navideña a su vida, más felicidad traerás a tu casa. En palabras de McKeown: Poner la decoración pronto contribuye a expandir la alegría”.

La seguridad de una fecha

Navidad es una vez al año y siempre sabremos que el 25 de diciembre estará ahí  esperándonos. ¿O somos nosotros que la esperamos con expectación? El saber que se viene esa fecha es algo que entrega seguridad y expectativas positivas; se trata de una época alegre en la que el estado de ánimo iría acorde.

A los humanos nos gusta tener certezas de las cosas que nos rodean, ya que nos hacen sentir en control. Mientras más disminuimos la incertidumbre, mejor. Es por ésto que la Navidad entrega ese bienestar. Las tradiciones de armar el árbol, decorar, reunirse en familia para la cena navideña siempre estarán ahí. De hecho, esa certidumbre reduce la ansiedad.

Cómo olvidar las incontables repeticiones de Mi pobre angelito

Claramente existirán casos de personas a las que la fecha no les traerá recuerdos positivos, quizás por dramas familiares, sentimientos de soledad o el recuerdo de la pérdida de sus seres queridos. Sin embargo, el grueso de las personas suelen vincular la Navidad a algo bueno. Algunos  planean más panoramas, otros se reúnen con familia o amigos que no ven hace tiempo. Y esto también contribuye a esparcir la felicidad y a estrechar lazos.

Una casa amistosa

Otro de los factores que demuestran que la decoración anticipada esparce la felicidad es que un hogar decorado nos hace más sociables. Este dato aparece en la investigación Inferencias sobre la sociabilidad de los dueños de casa: impactos de las decoraciones navideñas y otras señales, de Carol M. Werner. Por ejemplo, la corona en la puerta o unas luces locas colgando en terrazas o fachadas vendrían siendo un indicio para la vecindad de que eres amigable y cercano.

Vestir la vivienda de rojo y verde hace ver que la familia o individuos que viven dentro son personas sociables, abiertas y entregadas al espíritu navideño. La imagen de tu casa preparada para recibir la navidad se convierte en una forma de decir: hey, acá amamos la navidad, como cuando éramos niños, al igual que tú.

Entonces, en resumen

Mucha gente ama la época navideña y no duda en llevarla a su casa apenas sea posible. También es cierto que hay personas un poco grinch que ven cómo la navidad se torna en un negociado para gastar dinero sin control a fin de año. Pero no podemos negar que la fecha trae consigo recuerdos felices e instancias para compartir. Al final,  de éso se trata. De compartir con la gente que uno quiere, de tener más ganas de entregar, de ser altruista y recordar lindos momentos. Comenzar decorando antes de tiempo nos pone en esa sintonía. Y bueno, sobre todo a finales de 2020, programarse para prolongar los momentos felices parece ser una buena idea.

A decorar beibi

Fuente: Inferences about homeowners' sociability: Impact of christmas decorations and other cues

Quizás te podría gustar también 👀