Lo que ganas con esperar

Es satisfactorio sentir que la espera por algo valió la pena, que te salvaste de cometer un error del que no hay vuelta atrás. Como cuando evitas bombardear a alguien con mensajes porque te dejó un visto.

Sabemos que son tentadores los resultados inmediatos: nos acostumbramos a ver nuestra serie favorita en cuestión de minutos, a saber en qué parte del mundo está tu tía abuela con solo mirar una foto en Instagram o a pedir pizzas que llegan en media hora haciendo unos clics en el celular.

Pero en Fintual estás invirtiendo en empresas que crecen con el tiempo.

Y los resultados son buenos a largo plazo.

Es clave eso último: el largo plazo.

Miremos esta curva.

Aaah, el mercado

Si sabes esperar, verás resultados satisfactorios en Fintual. Lo importante es mantenerse firme ante las subidas y bajadas. Durante meses, años.

Y mejor ni te digo qué pasa con las décadas: puedes mirar por tu propia cuenta cómo se ha comportado el mercado de valores a lo largo del tiempo.

Existen caídas. Día a día pasan cosas en el mundo (que no se pueden predecir) y eso afecta a que las inversiones suban o caigan.

Pero eso no es más que ruido. Ruido que no debería importarnos, ya que nuestro objetivo es muy claro: el largo plazo.

Cuando inviertes plata sin tocarla por años, la dejas creciendo junto al mercado.

Esperar puede ser la mejor estrategia de un inversionista.

Si necesitas invertir en plazos más cortos, como por ejemplo menos de un año, te recomendamos elegir fondos más conservadores, ya que tienen menos movimientos bruscos e impredecibles.

Rentabilidades históricas de fondos de Fintual, con fecha 5 de enero. Puedes encontrarlas en detalle aquí.

Esto es lo que ganas con esperar.

Y como estamos regulados, esto es importante:

Infórmate de las características esenciales de la inversión en estos fondos mutuos. Están en sus reglamentos internos, que puedes ver en la CMF y en fintual.cl/docs.

La rentabilidad o ganancia obtenida en el pasado por este fondo, no garantiza que se repita en el futuro. Los valores de las cuotas de los fondos mutuos son variables.

La rentabilidad es fluctuante, por lo que nada garantiza que las rentabilidades pasadas se mantengan en el futuro.


Si te gustó este artículo y tienes un comentario o algo para complementarlo, escríbenos a cartas@fintual.com. Publicamos las más destacadas.

Quizás te podría gustar también 👀