Arcane, la serie basada en League of Legends

Si has jugado alguna vez el juego League of Legend (o no), probablemente ya has escuchado de Arcane. Esta serie animada se transmitió en noviembre por Netflix y rompió todo tipo de récords: es la serie mejor evaluada de toda la plataforma de streaming y llegó al #1 en vistas en 52 países.

El juego, más conocido como LoL, permite que jugadores de todo el mundo puedan unirse en equipos, interactuar y organizarse para vencer bases enemigas. Probablemente, tienes algún amigo adicto a él que le ha dedicado varias noches en vela. El universo que presenta es enorme, con distintos paisajes y territorios y cientos de personajes para elegir. Es el juego más jugado de su tipo, con competencias internacionales y millones de jugadores en todo el mundo. Se han hecho comics, cuentos y videoclips basados en LoL y finalmente llega la primera serie inspirada en este mundo

Arcane rescata algunos de los personajes de LoL y sus locaciones para crear una historia original. Nos situamos en Piltover, una ciudad con una diferencia de clases violenta, donde los ricos viven en una fantasía moderna y el resto en un peligroso mundo subterráneo. Mientras los de arriba se preocupan de hacer progresar la comunidad basándose en un descubrimiento mágico, los de abajo solo buscan dignidad. Han vivido aislados y oprimidos por una jerarquía que parece ignorarlos y ahora buscan una revancha. Al centro de esto hay dos hermanas, Vi y Jinx, que terminan en lados opuestos de la inminente revolución.

Con una estética steampunk y una técnica animada que mezcla fondos en 2D y personajes en 3D, la serie es visualmente espectacular. Logran una animación que no se siente plástica sino pictórica, una tendencia que se ha ido probando y perfeccionando con los años, pero aquí llega a uno de sus máximos exponentes. La fotografía es colorida y frenética, imitando movimientos de cámara (con zooms y desenfoques) que le otorgan realismo a una historia violenta y, a pesar de lo fantasiosa, muy humana.

Básicamente, Arcane tenía una tarea que podría haber cumplido mediocremente, pero los estudios involucrados decidieron darle una vuelta creativa. Adaptar LoL podría haber sido poco inspirado, sin embargo, gracias a una historia contingente, el no subestimar a sus personajes y un nivel de cuidado artístico, termina apelando a una masa mucho mayor, todos quienes nunca jugamos el juego. Y las cifras así lo indican.

La primera temporada tenía 9 capítulos y ya se anunció la segunda. Y, aunque podría parecer fácil de ignorar, es recomendable darle una oportunidad a Arcane y sumergirse en su mundo fantástico, sus peleas dramáticas y giros inesperados.

Es una serie que te atrapa desde un primer capítulo entretenido, pero que progresa hacia lugares oscuros e inesperados. Una de las sorpresas del año para todos quienes no la esperábamos y la forma de los jugadores de LoL de decirnos a los no iniciados, “te lo dije”.  

Además, en el centro de Santiago ya hay varios carteles que hacen promoción a la serie junto con otro videojuego llamado PUBG Mobile.

Arcane con PUBG Mobile en el centro de Santiago, Chile.

Si te gustó este artículo y tienes un comentario o algo para complementarlo, escríbenos a cartas@fintual.com. Publicamos las más destacadas.

Quizás te podría gustar también 👀