Banxico sube su tasa a 8.5%, y se prepara para bajar el ritmo

El jueves 10 de agosto los miembros de la junta de gobierno del Banco Central de México (Banxico) se juntaron una vez más a decidir la tasa de política monetaria. Pero esta vez, hicieron historia.

Banxico subió su tasa de interés en 0.75% para llegar a 8.5%, tal como esperaban prácticamente todos los analistas y traders. Desde que Banxico adoptó el régimen monetario actual, en 2008, nunca antes esta tasa había sido tan alta.

Como la decisión fue en línea con lo que se esperaba, tuvo poco impacto de mercado. Esto es una buena noticia: como te contamos aquí, evitar el factor sorpresa en general es una buena práctica de los bancos centrales.

Banxico sigue subiendo su tasa de interés porque la inflación sigue subiendo. En julio alcanzó 8.15%, su mayor nivel desde diciembre del 2000, hace más de dos décadas.

Fuente: Elaboración propia con datos de Macrobond

Cuando Banxico sube la tasa, su idea es que se haga menos atractivo gastar, y con menos demanda por comprar bienes y servicios, los precios dejen de subir. Recuerda que la tasa de política monetaria es la tasa a la que los bancos comerciales le piden prestado a Banxico, por lo que, cuando esta aumenta, también aumenta la tasa que cada uno de nosotros tenemos que pagar por pedir prestado.

Banxico volvió a subir sus propias expectativas de inflación para el cierre de este año, y lo hizo de forma considerable: ahora espera un 8.1%, 0.6% más que hace un mes y medio.

Además, el banco se nota menos optimista sobre el crecimiento económico de los próximos meses, principalmente por la expectativa de desaceleración que se tiene para el resto del mundo.

Al igual que el banco central de Estados Unidos (Fed) en su última decisión, Banxico dejó abierta la posibilidad de un menor aumento de tasa en la próxima reunión. En otras palabras, si se cumplen las condiciones para que la Fed desacelere a 0.50% el ritmo de alza de tasas en septiembre, Banxico seguramente también lo hará. Podríamos decir que, en estos momentos, los datos de inflación y crecimiento en Estados Unidos son incluso más relevantes que los domésticos para las próximas decisiones de tasa local.

Como te hemos contado, una buena oportunidad para sacarle provecho a estos incrementos de tasa es ahorrando en fondos de corto plazo, ya que los retornos de sus activos suelen moverse junto con la tasa de política monetaria, además de que son relativamente poco volátiles, por lo que son ideales para guardar plata por un periodo corto de tiempo. Si quieres saber más sobre nuestros fondos de corto plazo lee aquí.

Quizás te podría gustar también 👀