Senador brasileño envuelto en un nuevo -y curioso- escándalo de corrupción

Revuelo ha causado el articulador político Chico Rodrigues (no, no es chileno) luego de que la semana pasada fuera descubierto escondiendo dinero en efectivo en su ropa interior en medio de un allanamiento policial en su hogar.

Chico Rodrigues

Rodrigues -quien es políticamente cercano a Bolsonaro- estaba siendo investigado por una posible red criminal dedicada a desviar recursos públicos destinados a combatir el Covid-19, la cual llevaría más de 20 millones de reales malversados (unos 3.5M USD). De ese dinero, 30.000 reales fueron encontrados en los calzoncillos de Rodrigues, haciendo que el escándalo se viralizara.

La lucha contra la corrupción estatal ha sido uno de los focos principales en la campaña y el gobierno del siempre polémico Jair Bolsonaro, quien no demoró en desmarcarse de la polémica destituyendo a Chico Rodrigues del cargo de Vicejefe del bloque oficialista en el senado y comentando lo siguiente:

“Parte de la prensa me está acusando de ser amigo, dicen que lo coloqué como uno de los vicelíderes y que por eso no combato la corrupción […] Esa operación [policial] es un ejemplo típico de que en mi gobierno no hay corrupción, de que combatimos la corrupción, no importa de quién se trate”.

Mientras la mitad de Brasil está indignada con el gobierno actual por hechos como éste, el presidente mira con buenos ojos que estas situaciones salgan a la luz pública, porque -desde su perspectiva- confirmaría el correcto actuar de la justicia brasileña en su batalla contra la corrupción.

A pesar de lo surrealista de esta noticia no es la primera vez que un político brasileño es descubierto escondiendo dinero en su cueca (portugués para calzoncillo). En el año 2005 el político José Adalberto Viera da Silva fue sorprendido con 100 mil dólares, aparentemente provenientes de sobornos, en sus slips en el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo. Caras vemos, cuecas no sabemos…

Sin duda este ha sido un año movido para el gobierno de Bolsonaro, quien ha tenido que hacer frente a las duras críticas a su gestión de la pandemia por quitarle peso al Covid aún cuando Brasil ya suma más de 150.000 muertes y es uno de los tres países con peores números luego de EE.UU e India, y por otros casos domésticos de corrupción tales como:

  • La multa millonaria a la gigante brasilera productora de carne JBS por violar la Ley de Prácticas de Corrupción en el Exterior de los Estados Unidos.
  • Las supuestas compras de ventiladores para pacientes con Covid que nunca llegaron a los hospitales.
  • El asesinato del aspirante a concejal Cassio Remis luego de que denunciara corrupción en un video subido a redes sociales.
  • El caso Lava Jato (que viene de gobiernos anteriores eso sí) y la denuncia a los empresarios petroleros Germán y José Efromovich tras descubrirse supuestas pruebas de pérdidas estatales de más de 650 millones de reales.

Todo parece indicar que Colombia le entregó a Brasil el título del “país del realismo mágico” dados los últimos hechos noticiosos que azotan al ex país de la alegría playera. Quizás solo sea una mala época, quizás solo sean hechos desafortunados, quizás hace falta ganar una copa del mundo para levantar la moral y volver a la alegría…

Lo cierto es que en Fintual siempre prestamos mucha atención a cómo la gente gestiona su dinero y la verdad es que el señor Chico Rodrigues, se lleva el premio a la innovación 2020.

Quizás te podría gustar también 👀