Qué es la huella de carbono y qué hace Fintual al respecto

Árboles en el Amazonas. Cuando me imaginaba a una empresa que compensaba sus emisiones de carbono, lo primero que se me venía a la cabeza era una fábrica que generaba mucha contaminación y quería comprar árboles en la Amazonía. Pero no son sólo las fábricas las que tienen una huella de carbono. Las empresas tecnológicas también generan CO₂.

¿Y cómo contaminan las empresas tecnológicas?

Las empresas de tecnología necesitan energía, computadores y otros equipos producidos en su gran mayoría en Asia. Estos equipos usan energía derivada de combustibles fósiles, además de considerar la huella de carbono del transporte a Chile, servidores y personal que se movilice. Y todo eso emite CO₂. Por ejemplo, se estima que todos los Data Centers del mundo, como el que está construyendo Google en Chile, son responsables del 2% de las emisiones globales de CO₂.

Wow. ¿Y en dimensiones humanas?

Si lo llevamos a proporciones más chicas, mandar 65 emails es equivalente a manejar un auto durante un kilómetro. Es decir, cada acción digital, como enviar un email, escuchar a Spotify o ver Netflix tiene una huella de carbono.

Como no contaminar es casi imposible, hay formas en que las empresas pueden certificarse como carbono neutrales. Y eso fue lo que hicimos al certificarnos como “CarbonNeutral® Company”. Lo cool es que esta es la certificación más reconocida del mundo gestionada por Natural Capital Partners (representados por Carboneutral en Chile) para demostrar nuestro compromiso frente al cambio climático. Lo que hicieron fue medir las emisiones de CO₂ que tuvimos durante el 2019 y ayudarnos a compensarlas con bonos de carbono de la cantidad correspondiente.

¿Y qué se midió?

Se midieron muchas cosas. No solo lo que genera un impacto directo, sino también lo que tiene un efecto indirecto.

Existen 3 alcances que agrupan las maneras de emitir CO₂. El alcance 1 se refiere a las emisiones directas, y el alcance 2 y 3 se refieren a las emisiones indirectas.

Las emisiones directas son las que están bajo el control propio. Las emisiones indirectas se separan en dos alcances: el alcance 2 es la electricidad usada, y el alcance 3 se refiere a la cadena de valor, incluyendo viajes, traslados, residuos, etc.

Para las emisiones directas se mide la emisión de CO₂ por combustibles fósiles y el transporte de la empresa con flota propia. Como Fintual no tiene ninguna de las dos, no tiene emisión directa.

Para saber la emisión indirecta se midió el consumo eléctrico de la oficina, los viajes de negocio, desplazamiento de personas y residuos, y en el rubro particular de Fintual: emisiones asociadas al consumo eléctrico de servidores que alojan los datos.

Se detectó que generamos una huella de carbono igual a 25 toneladas de CO₂ al año. Algo chico comparado con las 5 toneladas que emite cada chileno al año, pero es algo que podemos compensar.

Un 9% de las emisiones de carbono fueron de alcance 2 y un 91% de alcance 3.

Cómo compensamos nuestras emisiones

Para compensar las emisiones se decidió comprar 25 bonos de carbono (equivalentes a las 25 toneladas de CO₂) en la conservación de la Reserva Costera Valdiviana, proyecto que evitó la construcción de una autopista y logró la reducción de cerca de 30 mil toneladas de CO₂.

Esta reserva contempla el cuidado del agua y fauna marina de la zona, la reforestación de 225 mil árboles y la mantención del liderazgo predominante de las mujeres emprendedoras locales.

Estamos creciendo y queremos hacer algo al respecto

Fintual ha crecido mucho y queremos seguir haciéndolo. Durante el 2020 el equipo se duplicó y, si bien es inevitable que aumente la huella de carbono a medida que entre más gente, nuestro foco está en reducir la emisión promedio por persona.

Además, algunas de las recomendaciones que nos hizo Carboneutral fueron: reciclar todo lo que se puede reciclar, hacer compost de los residuos orgánicos, incentivar el uso de transporte sustentable y tener fuentes de energía renovables para la oficina.

Para neutralizar el impacto generado por las personas que trabajan en Fintual —viajes, traslados, residuos y electricidad que consumen— creamos el área de sustentabilidad. Llegó una persona dedicada especialmente a eso (gracias Francisca Mesa!) y esperamos hacer de la oficina un lugar más amigable con el medio ambiente y la comunidad. Es más, lo primero que hizo Francisca cuando llegó a Fintual fue compartir una lista de siete consejos muy simples para tener una casa más sustentable. Aquí van:

  1. Elige frasco o lata: el vidrio y el aluminio son eternamente reciclables. Solo recuerda lavar el envase antes de reciclarlo.
  2. Prefiere el  envase más grande: a mayor volumen, menor plástico se usa y es más probable que se pueda reciclar.
  3. Evita las bolsas: lleva tus bolsas reciclables y si pides a domicilio, pide que sea en caja de cartón.
  4. Prefiere papel higiénico sin plástico. Aquí nos dio dos datos de confort que llega sin envoltorio: incoludido y piluchito.
  5. Mejor comprar a granel. Evitas el envase. Nos sugirió usar Kulko Emporio o Sin Envase, aunque hay más.
  6. Elige shampoo y bálsamo en barra: existen muchas opciones, una es Lush.
  7. Prefiere detergentes ecológicos. La marca FreeMet tiene unos bien buenos y es una pyme nacional liderada por mujeres.

Bonus track: Reutilizar el agua de la lavadora para regar y usar GoodMeal para la comida.

*No tenemos relación con las marcas que mencionamos en la lista.

Quizás te podría gustar también 👀