La segunda oportunidad de Adam Neumann, el fundador de WeWork

Ay, el mercado

Estos últimos meses hemos visto cómo los síntomas de una posible recesión para el siguiente año han impactado en el mundo de las startups: las rondas de inversión se han reducido, las startups están en modo “vacas flacas” (como diría mi mamá) reduciendo gastos y las noticias sobre recortes de personal son cada vez más frecuentes.

Pero al parecer, como toda regla esto tiene una excepción. Y la excepción esta vez es Adam Neumann. Algunos lo conocieron por la reciente serie WeCrashed de Apple TV que protagonizan Jared Leto y Anne Hathaway. Otros lo conocimos desde antes como aquel Co-Founder y CEO excéntrico que construía We Works por todo el mundo como si fueran Oxxos.

Qué pasó con Adam Neumann y WeWork

Todos conocemos el final de esa historia. Adam sale de WeWork prácticamente obligado por SoftBank, fondo de inversión global y dueño de una parte de la compañía, a partir de una fallida salida a bolsa.

fuente: SEC filing, bond filing, The Information

Tal pareciera que después de estas acciones la carrera de Adam en el mundo “tech” ya no iba a dar para más hasta que, al inicio de esta semana, comenzaron a llover noticias de que Andressen Horowitz (a16z), uno de los fondos de inversión más importantes del mundo, había hecho una inversión por 350 millones de dólares a una startup de nombre “Flow”, que busca replicar el modelo de WeWork enfocada ahora en la vivienda de las personas.

Hasta acá, todo bien. Ya hemos visto cheques de este valor. Además, el problema que busca resolver pareciera lo suficientemente interesante para hacer una apuesta. En el comunicado que emitió a16z, detalla los argumentos por los que esta apuesta luce interesante: la pandemia ha provocado un cambio en las prioridades de la vida de las personas, impactando en la necesidad de repensar el espacio en el que vivimos.

En el último año una casa promedio para una familia en USA costó 8 veces más que el ingreso medio anual del hogar. Fuente: https://www.longtermtrends.net/

Sin embargo, hay tres cosas que han generado debate estos días: que la startup aún ni siquiera comienza operaciones (en su página web anuncian que en 2023 se esperaría una salida al público), que la compañía tiene como Founder y CEO a… Adam Neumann y que las señales que el mercado ha emitido de una posible recesión para el siguiente año ahora son diferentes. Pareciera que el contexto mundial actual cerró los ojos por unos segundos y esto sucedió.

La historia de Sillicon Valley está sustentada en estos regresos de “serial entrepreneurs”, que después de un primer intento fallido vuelven al ruedo con más experiencia. Al menos así justifica Marc Andreesen su decisión de volver a apoyar a Adam en el comunicado de a16z.

Sarah Lacy, ex periodista de tecnología y fundadora de Pando.com, salió a defender la decisión de Marc y detalló en un hilo por qué de invertir en Flow no es algo atípico y que más bien ha sido la norma:

  • Marc Andreessen siempre ha financiado grandes y atrevidas ideas de este tipo (ClubHouse es un ejemplo de ello) y así es como Silicon Valley invierte.
  • Adam tiene experiencia consiguiendo grandes financiamientos a ideas asociadas a solucionar problemas de bienes raíces (oficinas primero y ahora vivienda).
  • Hay decenas de emprendedores que fallaron en su primer intento para después tener éxito en el segundo, como Sam Parker de Napster. Los inversores que dan estas segundas oportunidades son los que terminan por obtener el mayor beneficio.

Esta historia tendrá muchas cosas por contar en los siguientes meses. Ojalá en las salas de Apple ya se esté conversando acerca de una posible segunda temporada de las aventuras de Adam Neumann. La cuestión radicará si esta continuación contará con más drama e irreverencias ahora en Flow o si tendremos un final feliz en el que Adam, con el dinero de Andressen Horowitz, muestre que sin importar el pasado, el contexto actual del mercado o tu reputación, siempre habrá una segunda oportunidad.

Quizás te podría gustar también 👀