El nuevo auto de Apple

Hace años vengo escuchando que Apple está trabajando en un supuesto auto eléctrico. Contrataciones de exejecutivos de grandes grupos automotrices, supuestas conversaciones con Hyundai y permisos para testear autos en California han sido algunos de los indicadores. Hace unas semanas que el rumor está muy latente y se dice que el proyecto estaría en marcha bajo el nombre Titan. Eso sí, no hay nada sólido que respalde la teoría por el momento, por lo que no podemos decir con certeza si Apple va a vender autos en los próximos años. Lo que sí podemos hacer es ahondar en la especulación.

¿Tendría sentido para Apple desarrollar un auto?, ¿cómo sería? y ¿tienen los recursos y la experiencia para hacerlo? Ponte el cinturón y agárrate bien que esto se va a poner bueno.

Como no será el Apple Car.

Un nuevo mercado

Desde que Tim Cook agarró el timón de la manzana el 2011, no solo se ha dedicado a mejorar y optimizar su oferta clásica de productos (principalmente computadoras y teléfonos). Han hecho un gran esfuerzo por conquistar nuevas fronteras, poniendo foco en los servicios (iCloud, Apple Music, Apple Arcade, TV+, Fitness+, Apple News y Apple Card) y en reinventar productos tecnológicos de consumo masivo (Airpods, Homepod y Apple Watch).

Además, se acaban de emancipar de Intel y hoy son el único fabricante de computadores que controla totalmente hardware y software. Les ha resultado bastante bien, superando a Spotify en cantidad de usuarios pagados el 2018 y consagrando al Apple Watch como el reloj más vendido del mundo en 2019. Desde que asumió Cook el valor de la acción se ha multiplicado x10 y hace unos meses se convirtió en la compañía más valiosa del mundo con una valuación de USD 2 trillion, como 7 veces el PIB de Chile.

Donde ponen el ojo, ponen la bala. Lo están conquistando todo, como el Alejandro Magno de la tecnología.

¿Y tendría sentido meter la cuchara en los de 4 ruedas?

Mirando los números superficialmente, parece que sí. El producto estrella de Apple es por lejos el iPhone, que tiene 1/3 del mercado global de smartphones, que en su totalidad equivale a unos US 500B. Se estima que el tamaño del mercado automotriz es de unos US 10T (20 veces más). Es decir, que si Apple hipotéticamente tuviera el 2% del mercado automotriz, igualarían más o menos su presencia en el mercado de smartphones. Hay mucha plata y eso mueve a Timmy.

Están las ganas y pinta bien, pero ¿tenemos las lucas?

Hacer un auto es complejo. Es súper difícil evaluar el costo de desarrollar la tecnología de cero, baterías, plataforma, montar la planta, red de carga, etc. Pero lo que sí sabemos es que Apple es más grande que cualquier grupo automotriz en la tierra. Comparemos con el grupo Volkswagen, que abarca las siguientes marcas de autos: Volkswagen, Audi, Porsche, Seat, Skoda, Bentley, Lamborghini, Ducati, Scania y Man. El cash-on-hand del grupo completo fue de casi USD 50 billions el 2019. En términos simples, es la cantidad de plata que tienen disponible para llegar y gastar.

El grupo Volkswagen.

¿Y Apple cuánto tiene? USD 191 billions. Casi 4 veces lo que tiene Volkswagen. Tesla por ejemplo, que se metió hace poco al juego, se estima que tiene como USD 14 billions y lo están haciendo bastante bien. No tengo mucha más experiencia que el curso "Introducción a la Economía" en la universidad, pero creo que los números hablan por sí solos: les alcanza para hacer algo.

¿Cómo sería y cuándo lo podríamos ver?

Aquí es donde tengo un miedo y una teoría para superarlo. La maldición de Steve Jobs es que Apple hace todo tan pero tan bien, que resulta muy pero muy caro. A nadie se le había ocurrido que para hacer los audífonos con la mejor manufactura del mercado tenías que hacerlos de aluminio y acero inoxidable y pucha, los Airpods Max cuestan 600 lucas.

Y eso en escala auto...

Comparemos con Tesla, que en términos tecnológicos y de experiencia de uso me imagino que es lo más cercano a un Apple Car hoy. Los precios de sus autos oscilan entre 30.000 y 100.000 dólares (22-73 millones de pesos). Tienen la mejor autonomía de autos eléctricos, son muy rápidos y se manejan solos.

Pero si has averiguado harto sobre estos autos, sabes que en otros sentidos son pencas. Para poder venderte un auto tan moderno a un precio accesible para un estadounidense promedio, hay que recortar gastos.

Y los autos de Elon Musk están hechos a la rápida.

Panel-gap en un tesla model S. Se supone que las piezas negras debieran calzar perfecto.

Los interiores del auto suenan, los paneles exteriores a veces no calzan muy bien y la parte eléctrica falla más frecuente de lo que debería. Los Tesla son como los computadores Hackintosh. Armado medio artesanal que de lejos se ve bien, buenos componentes y el mejor OS del mundo. Para darle un poco más de crédito a Musk, son como un hackintosh, armado en fábrica, con una licencia oficial del OS y con garantía. Muchísimo mejor que un Windows y más barato que un Mac.

Hackintosh: un computador armado en casa que corre "ilegalmente" Mac OS.

Pero Apple... Apple es Apple.  Y en mi opinión no hay ningún auto que sea "Apple". Tesla tiene la tecnología y la usabilidad, pero no la calidad. Y Mercedes tiene la calidad pero no la usabilidad ni la simplicidad. Es como la presentación original del iPhone, cuando Jobs critica los teclados de los Blackberry…

Interior Mercedes A45 S: Blackberry rápido y con drift mode.

Es muy difícil imaginar un Apple Car, porque no hay nada parecido. Es como si en el mercado de los computadores no existiera Apple y bum, de la nada entran con esto:

Mac Pro 2019: un ejemplo de la obsesión de Jobs por la impecabilidad y facilidad de uso, incluso donde el usuario no lo ve.

El mismo shock espero de este vehículo si algún día ve la luz. Creo que intentar achuntarle al diseño o a las características no tiene mucho sentido, porque Apple casi siempre sorprende y (a ratos) decepciona. De todas maneras, dejo mi wishlist para alimentar la imaginación:

  • Conducción 100% autónoma (opcional).
  • Profunda integración con iTodo (Apple Carplay al cubo).
  • Face ID o similar en vez de llave.
  • El primer interior que reconoce bien qué tiene que ser físico y qué puede ser digital.

Ya... oiga y ¿A cuánto la nave?

Esta es la parte complicada. Acuchillar a los clientes cobrando 1000 dólares por un teléfono es terrible, pero queda dentro de " lo pagable" (en varias cuotas, en los peores casos).

Pero en un auto es bien diferente, we're talking big money.

Si un Tesla parte en US $30.000, dudo que un auto de Apple hoy costase menos de US $70.000, que es lo que vale un Audi e-tron. En ese sentido, creo que Apple tiene un panorama complicado. Competir allá arriba no está fácil, sobre todo porque el que se gasta tanta plata en un auto, en general sabe harto y no se mete con cualquiera. Creo que lo mejor que pueden hacer es esperar. Esperar a que los costos de producción de un auto eléctrico con autonomía razonable bajen y cuando eso pase, podría hacerse realidad.

Si te gustó este artículo y tienes un comentario o algo para complementarlo, escríbenos a cartas@fintual.com. Todas las semanas publicamos las cartas destacadas de nuestros lectores.

Quizás te podría gustar también 👀