El crecimiento económico de agosto trajo una sorpresa positiva

El lunes, el Banco Central de Chile publicó el índice de actividad económica (IMACEC) del mes de agosto, que es una especie de PIB mensual. El dato trajo una sorpresa positiva.

Contrario al consenso de expectativas de mercado, que pronosticaban una contracción de -0,7%, la actividad económica creció 0,6%. Fue la primera expansión desde marzo y la segunda en los últimos 8 meses.

La sorpresa positiva se explicó por los servicios, que después de un muy mal desempeño en julio, repuntaron en agosto. El sector creció 1,9% en agosto y fue el único que creció en el mes, pero su expansión fue suficiente para compensar las caídas de otros sectores.  

Por otro lado, el comercio fue el sector con peor desempeño. Esto responde a que se están agotando los recursos de los estímulos entregados el año pasado, mientras que la alta inflación reduce el poder adquisitivo de las familias, y las altas tasas de interés hacen más costoso pedir créditos de consumo. La producción del país también se ve afectada por la desaceleración sincronizada que estamos viendo en otros países. Los números rojos en la producción de bienes, incluído minería, es consecuencia de esto.

En comparación anual, la economía chilena no mostró variación, continuando su tendencia de desaceleración que comenzó en junio del año pasado, cuando la producción crecía a tasas cercanas al 20%.

Fuente: elaboración propia con datos de Macrobond

Probablemente esta tendencia de desaceleración se va a prolongar por lo que queda del año y principios del siguiente. El Banco Central de Chile estima que la economía chilena, durante todo el 2021 y hasta la fecha, ha estado produciendo más de lo que es sostenible, y cree que eso causó inflación. Para corregirlo está subiendo las tasas de interés.

Cuando el Central sube la tasa, su idea es que se haga menos atractivo gastar, y con menos demanda por comprar bienes y servicios, los precios dejen de subir.
Aunque la desaceleración económica en general no es buena noticia –ya que, por ejemplo, la tasa de desempleo suele subir– la situación actual también abre oportunidades. Una de ellas es la posibilidad de invertir en activos de corto plazo, de bajo riesgo con rentabilidades muy atractivas. Si quieres saber más sobre nuestros fondos de corto plazo puedes leer este artículo.

Quizás te podría gustar también 👀