Olivia Newton-John: de Xanadú a la eternidad

Kublai Kan, quinto y último Kan del Imperio Mongol (1250 DC), situó en un remoto lugar de China una ciudad destinada a ser un paraíso en la tierra. Lugar de vacaciones y descanso de las grandes familias del Imperio, hablamos de Xanadú.

500 años después, el poeta británico Samuel Taylor Coleridge le dedicaría un poema completo a Xanadú, paraíso terrenal para el descanso y lujuria de reyes. El mismo poema que sirvió de inspiración para la película musical Xanadú, protagonizada por Olivia Newton-John. Uno de los grandes fracasos cinematográficos de los ochentas, pero que dejó como legado una de las mejores bandas sonoras de la cultura pop.

Tras el éxito comercial del musical Grease (1978), Olivia Newton-John apuesta por su segunda incursión cantando en cine “Xanadú”. Un extraño musical con tintes de comedia, que contaba con una historia que cruzaba la fantasía, el baile y por cierto la música.

La producción fue un fracaso total. Los únicos premios y nominaciones obtenidos fueron “Razzies”, organización que cada año “premia” lo peor de Hollywood.

Sin embargo, fue la banda sonora de esta película la que ayudó a Olivia Newton-John a sellar su carrera como cantante pop

Las canciones más famosas de Olivia Newton-John


Si bien es cierto que Olivia Newton-John (Nacida en Cambridge, Reino Unido, 1948) había lanzado su carrera en 1971, recién comenzó a rozar el éxito en 1975, gracias a su hit con tintes “country” Love Parade. En 1978 todo cambió cuando conoció la fama y el éxito de la mano de Grease, film musical protagonizado junto a John Travolta. A partir de aquí comenzaba una nueva etapa en su carrera, la de los éxitos.

Dicen que para convencerla de filmar Xanadú apostaron a dos factores:

El primero, actuar junto a la leyenda del baile Gene Kelly, con quien comparte una clásica escena bailando en un salón vacío.

Olivia Newton-John y Gene Kelly bailando en Xanadú

El segundo, la producción de una banda sonora junto al líder y productor de ELO (Electric Light Orchestra), el talentosísimo Jeff Lynne.

Fue este último trabajo el que la llevó a los tops de los rankings musicales, incluso alcanzando el número 1 en varios países, incluyendo Reino Unido. Sin ir más lejos, la revista Rolling Stone sitúa a Xanadú en el lugar 73 de los mejores discos de los ochenta.

De este álbum se extraen 2 de los puntos álgidos en la carrera de Olivia Newton-John; las canciones “Magic” y “Xanadú” (está última junto a ELO).

Para entonces, comenzaron a llegar las premiaciones, entre ellas 4 Grammy, además del apabullante éxito de “Physical”, que la tuvo por semanas en el primer lugar del Billboard.

Este pasado 8 de Agosto se apagaba a los 73 años y luego de combatir por tercera vez en su vida un cáncer de mama metastásico, la vida de la cantante, actriz y activista.

Llegaron los homenajes desde Hollywood y el mundo de la música.

También los reconocimientos de estado, en particular de Australia, lugar donde residió gran parte de su vida llegando a tener doble nacionalidad, Británica-Australiana.

Una generación completa de adultos lloró su partida, los que cantaron sus dramas juveniles en Grease como Sandy. Pero además, los que la recuerdan en patines al ritmo de la música disco cantando:

«Un lugar donde nadie se atrevía a ir, el amor que llegamos a conocer. Lo llaman Xanadú...te quita el aliento y te deja ciego»


Que tus patines te lleven a la Eternidad, Olivia.






Quizás te podría gustar también 👀