Entendiendo el Dot Plot de la FED

A estas alturas, ya todos nos hemos hecho expertos en tasas, inflación y bancos centrales. Con tantas subidas por parte de la FED ya nadie nos agarra de sorpresa. Y es que en casi todos los países del mundo estamos viendo a los bancos centrales subir sus tasas de referencia. Spoiler alert: seguirán subiendo por un rato. Al menos hasta que se logre controlar la inflación.

El jueves de la semana pasada, el banco central de Estados Unidos, la Reserva Federal, subió su tasa de interés en 75 puntos base, para situarse en 3% - 3.25%, tal y como esperaba el mercado.

¿Pero de dónde sale esta información? ¿De qué depende la expectativa de subida de tasas?, y ¿por qué ha cambiado tanto la expectativa de cuánto va a subir la tasa de interés este año?

No sé si con la subida de la semana pasada vieron una gráfica como esta:

Gráfica 1: Dot Plot de FOMC septiembre 2022.

Esta gráfica es el famoso Dot Plot de la Reserva Federal. Bueno, en realidad se ha vuelto más famoso este año.

¿Pero qué es esto?

Cada trimestre el banco central de Estados Unidos (la Reserva Federal), tras su reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés),  pública esta gráfica llamada el Dot Plot.

Cada punto (o dot en inglés) dentro de la gráfica representa la visión de cada uno de los miembros que integran la FED. En particular, cada dot corresponde a dónde cree cada integrante del consejo que se ubicará la tasa de política monetaria para el año en cuestión.

La FED tiene 19 integrantes, y cada uno de ellos da su opinión que luego se traducirá en un punto del Dot Plot. Pero ojo, solo 12 de los 19 tienen derecho a voto cuando se trata de tomar decisiones. Si empatan, el presidente de la FED–que actualmente es Jerome Powell–tiene el voto de desempate.

Entonces, en el Dot Plot se ven reflejadas las opiniones de todos y cada uno de los 19 integrantes de la FED, con o sin derecho a voto. Por lo tanto, el Dot Plot ofrece una perspectiva más amplia a los inversionistas y al mercado sobre dónde estará la tasa de interés hacia adelante.

A esta visión sobre la trayectoria futura de la política monetaria se le conoce como forward guidance, y es una herramienta muy poderosa que tienen los bancos centrales para fijar las expectativas de largo plazo.

Por lo tanto, una cosa es el mensaje de la FED, y otra cosa  lo que piensan todos los integrantes del comité sobre la política monetaria de Estados Unidos. Muchas veces ambos mensajes pueden ser diferentes. Lo que diga el Dot Plot es algo que sí o sí consideran los inversionistas para su toma de decisiones y movimientos en los mercados financieros.

De aquí la importancia de esta gráfica. La hemos visto cada vez más desde el cierre del 2021, y es que veníamos de una política monetaria ultra-laxa, que en palabras más mortales quiere decir tasa 0%. Es decir, el financiamiento para las empresas, las personas y los gobiernos estaba muy barato. Pero en noviembre del año pasado vimos que el presidente de la Reserva Federal pasó de decir que la inflación era transitoria a que existía un problema, y que probablemente se vendrían 3 subidas de 25 puntos base en las tasas de interés durante 2022.

Veamos cómo se veía esta gráfica tras la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto o FOMC de la Reserva Federal en diciembre de 2021.

Gráfica 2: Dot Plot de FOMC diciembre 2021.

Como podemos ver, mucho ha cambiado desde esa junta a la fecha, y la expectativa de alza en tasas se ha modificado de manera significativa. Esto se ha dado por los altos niveles de inflación, que no han logrado bajar.

Desde entonces hasta la junta de la semana pasada la curva generada por los puntos de la gráfica ha subido constantemente y para el mercado ha sido clave, ya que los ayuda a prever qué esperar hacia adelante, considerando la visión de los integrantes de dicho comité.

¿Cómo impactó a los mercados el último Dot Plot?

En la junta de junio el Dot Plot tenía una tasa implícita para el cierre del año de 3.375% y para 2023 de 3.75%. En ese momento la tasa se encontraba en 0.75% a 1%. En julio la Reserva Federal sorprendió al mercado con un alza de 100 puntos base, por lo que era de esperarse que la tasa, sobre todo para cierre de 2022, se vería modificada.

Como vemos en la gráfica 1, el Dot Plot publicado la semana pasada para el cierre de 2022 se modificó hacia 4.375% y la mayor sorpresa es que también se modificó para 2023 hasta 4.625%. Esto significa que la mayoría de los integrantes están viendo que veremos tasas más altas y por más tiempo, lo que tendrá un impacto en el crecimiento económico.

A esto le sumamos que se ajustaron los estimados de inflación y crecimiento económico sustancialmente para este y los siguientes años.

Los mercados tomaron esta información de manera negativa, ya que el escenario se ve aún muy complicado y la expectativa de que la inflación ceda en el corto plazo se va difuminando Además, es difícil que  esto se logre sin caer en una recesión.

A futuro, esto no significa que los mercados vayan a seguir cayendo. Recordemos que los precios que vemos incorporan expectativas de lo que suceda en el futuro. Tal como muestra el Dot Plot, el mercado y la Fed hoy esperan que la tasa de interés llegue en torno al 4.5%, por lo que las alzas deberían seguir, pero no necesariamente generando ruido en la rentabilidad futura de las bolsas mundiales.

Quizás te podría gustar también 👀