Cómo elegir bien el riesgo de tus distintas inversiones

“Tengo miedo de perder dinero”.

Esta debe ser una de las cosas que más escuchamos en Fintual.

Y es obvio, nadie quiere tomar riesgos innecesarios. Pero si no tomas ningún riesgo, es probable que estés dejando mucho dinero sobre la mesa.

Por eso, creamos una (mini) guía sobre cómo elegir bien el riesgo de tus diferentes inversiones.

La variable clave aquí es el tiempo. Mientras más tiempo puedas dejar invertidos tus ahorros, es mejor invertirlos en alternativas más riesgosas.

“Noo, pero a mí no me gusta correr riesg…” — “Silencio!”

Si haces esto bien, vas a poder invertir en alternativas riesgosas asumiendo poco riesgo. ¿Suena raro? No te preocupes, al final de este artículo te va a quedar claro que no lo es.

Algo importante: cuando usas Fintual, nuestro simulador hace la chamba y te recomienda una inversión adecuada en base al tiempo y riesgo que elegiste. Este post es para que entiendas mejor la lógica que hay detrás y el nivel de riesgo que le puedes pedir al simulador como más te convenga.

1. Definir cuándo vas a necesitar usar tus inversiones.

Divide tu dinero en partes y pregúntate ¿Qué parte de esto voy a necesitar el año que viene y qué parte puede esperar 10 años?

Ilustración de Juan de Dios Urrutia
Ilustración de Juan de Dios Urrutia

Obvio que nunca se sabe, pero échate una adivinada decente. Este paso es el más difícil. Si logras dividir tus ahorros en estas “bolsas de dinero” con plazos distintos, ya estás a la mitad del camino.

2. Invertir cada una de esas “bolsas” de dinero por separado

¿Y en qué invertir cada una? Depende de cuándo vayas a necesitar usarla.

Esto no es la biblia, pero te da una idea general:

~ 3 - 15 días: cuenta bancaria

~15 días - 12 meses: fondo conservador (como el FT-LIQU, nuestro fondo de corto plazo)

~1 - 3 años: fondo moderado (como Moderate Portman)

~3+ años: fondo arriesgado (como Risky Hayek).

Si vas a necesitar tu dinero en tres años o menos, es bueno elegir opciones más conservadoras porque el mercado es volátil y, en uno o dos años, tus inversiones podrían subir o bajar bastante. Pero en el largo plazo, el alza generalizada del mercado en su totalidad debiese ganarle a las bajas de períodos puntuales. Esto ha sido así históricamente, tanto para índices en México como en el resto del mundo.

En otras palabras, tu riesgo se mitiga por el paso del tiempo. Entonces tus inversiones riesgosas, ya no lo son tanto.

Una función muy útil de Fintual es que puedes tener varios objetivos al mismo tiempo, manteniendo tus ahorros separados en “bolsas” con el nivel de riesgo adecuado a cada una. Otra cosa muy buena es que no hay límites a la cantidad de objetivos que puedes tener:

3. No pongas tus huevos en una sola canasta

Para que el punto anterior sea verdad es muy importante que tu inversión esté diversificada. Es decir, que esté dirigida a la subida de un mercado en su totalidad y no a acciones específicas.

Apostar a que las acciones de una empresa puntual van a subir es una muy mala idea. De hecho, los inversionistas profesionales se equivocan todo el tiempo. Y eso que se dedican a estudiar estos temas y probablemente manejan más información que tú.

Es por eso que en Fintual invertimos en ETF, que son fondos que replican índices. Es decir, que compran acciones de cientos de empresas, apostando al rendimiento de un mercado en su conjunto.

Tus inversiones en Fintual están automáticamente diversificadas y ni tienes que preocuparte de este tema.

4. Invierte regularmente

Otra cosa que baja mucho tu riesgo, es invertir de forma periódica.

Esto es porque, como los mercados suben y bajan, si compras una sola vez existe la posibilidad de que estés comprando caro.

Y como no hay forma de predecir esas subidas y bajadas, para disminuir el riesgo puedes dividir el monto que piensas invertir y depositarlo a través del tiempo. Así tus inversiones van a tener un rendimiento mucho más estable.

5. No tocar tu dinero y confiar en la inversión pasiva

Las inversiones son como un buen asado: no hay que andar moviendo la carne cada 5 minutos.

Si definiste bien cuándo vas a necesitar tu plata y —de acuerdo a eso— su nivel de riesgo, déjala estar. Ten en cuenta que, si es una inversión de más de seis meses, es normal que haya caídas.

Históricamente, después de toda gran baja viene una gran alza. No corras el riesgo de perderte esas subidas, son claves para la rentabilidad de tus inversiones.

Así que tranquilo y créenos. Así va a quedar mejor esa carnita asada...y tus inversiones también.