¿Qué tan común es un cambio de gabinete?

Apenas se confirmó la elección del Rechazo el pasado 04 de septiembre, empezaron los rumores de un posible cambio de gabinete. El primero del presidente Gabriel Boric.

Y cómo no, si históricamente cada remezón político trae consigo un cambio en la cartera ministerial. Ya sea por mal desempeño o para refrescar las caras asociadas al gobierno de turno, los presidentes usan el recurso más de lo que crees.

Desde la vuelta a la democracia, 6 presidentes–2 con plato repetido–han pasado por La Moneda. Todos ellos han implementado en algún momento un cambio de gabinete.

Los  cambios de gabinete de cada presidente

En el gráfico, el número de cambios se refiere a la cantidad de cambios parciales de gabinete que cada presidente hizo. El número de rotaciones se refiere a la cantidad de cambios de ministros y ministras que hizo cada presidente; se cuenta como cambio incluso si alguien pasa de un ministerio a otro.

De los presidentes que ya terminaron su mandato, Patricio Aylwin fue quien menos cambios de gabinete hizo: solo 3, en los que en total rotó a 6 ministros. Sebastián Piñera, en su segundo gobierno, estuvo en el otro extremo: 16 cambios de gabinete y 38 ministros rotados en total. Todo esto acelerado por la pandemia y el estallido social.

¿Qué ministerios normalmente sufren estos cambios? En general, los ministerios más políticos.

Cada presidente define qué ministros y ministras van a componer su comité político: aquel comité que lo acompañará a tomar las decisiones más relevantes. Quienes se sentarán a la mesa y debatirán codo a codo los próximos movimientos.

Por ejemplo, Boric planteó a su llegada que su Comité Político estaría compuesto por Interior, Hacienda, Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Secretaría General de Gobierno (Segegob) y el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género. Tras el cambio de este martes, ingresó también el Ministerio del Trabajo.

En cambio, Sebastián Piñera en su segundo gobierno mantuvo en su Comité solamente a Interior, Hacienda, Desarrollo Social y ambas secretarías.

En general, Interior, Desarrollo Social, Segpres y Segegob son los ministerios que más cambios de gabinete sufren. Son los más cercanos al presidente y los que manejan las decisiones normalmente más sensibles, como la relación con el Parlamento.

Bueno, ¿y cómo se decide qué ministro o ministra rotar? En algunos casos es evidente. Cómo olvidar el comentario del ex ministro Fontaine sobre levantarse más temprano para aprovechar una tarifa de metro más baja… justo antes del estallido. En ese caso, era obvio que debían cambiarlo (acá buenos memes). Pero hay casos más ambiguos: ¿por qué sacan a algunos ministros que “hacia afuera” no se ve que lo hayan hecho mal? ¿Por qué a otros los mueven de ministerio, donde quizás no tienen mucho conocimiento?

Simplemente, es una negociación. La cantidad de conversaciones que hay detrás de un cambio de gabinete es enorme. Si hasta el cambio más reciente se atrasó una hora y cuarto solamente porque seguían afinando detalles. Diez minutos antes del anuncio ya habían confirmado un nuevo subsecretario de Interior (Nicolás Cataldo), que duró menos de una hora en su cargo: encontraron unos tweets polémicos, varios reclamaron y listo, se cambió.

Con otros, hay negociaciones con los partidos políticos. Hay cupos asegurados por partidos y a veces hay compromisos previos. También hay cambios de imagen: en ministerios de mucha visibilidad a veces quieren tener una cara nueva, aunque no haya un mal desempeño previo.

Ahora, tendremos que esperar al fin del gobierno en 2024 para ver dónde se ubica Boric en esta comparación de cambios.

Quizás te podría gustar también 👀