Qué pasó con las inversiones la primera semana del año

La primera semana bursátil del año tuvo de todo: acciones para arriba y para abajo, la tasa de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años cruzó finalmente el 1% hacia arriba, control del senado en Estados Unidos por los demócratas, precio del dólar por todos lados, cumpleaños de David Bowie, etc.

Y el término que puede resumir todo esto es: volatilidad.

¿Qué es la volatilidad en finanzas?

La volatilidad es un concepto que viene de la estadística y se refiere a la desviación estándar de los precios o de los cambios porcentuales de los activos (what?). En otras palabras, es una medida de cuánto varía el valor de los activos financieros.

En finanzas decimos que hay mucha o poca volatilidad cuando los precios de los activos se mueven mucho o poco en magnitud. Da lo mismo si los movimientos son hacia arriba (alzas) o hacia abajo (caídas), lo que mide la volatilidad es si esos movimientos son muy significativos (alta volatilidad) o poco significativos (baja volatilidad).

Ahora, ¿qué puede causar volatilidad en los precios de los activos en los mercados? En general, los escenarios de alta volatilidad ocurren cuando hay eventos que los precios de los activos no han “internalizado” (o incluido). En simples palabras, quienes invierten compran y venden los activos financieros a los precios que creen justos; por lo que se encuentra un equilibrio entre compras y ventas. Esto tiene su base en lo que es la Teoría de Eficiencia de los Mercados y su explicación más técnica la dejaremos para otro momento.

Entonces, cuando hay eventos que mueven esos “precios justos”, l@s inversionistas ajustan sus expectativas. El cómo ajustan sus precios justos es lo que causa volatilidad: si es un ajuste muy grande en un período corto de tiempo, entonces veremos alta volatilidad hasta que se llegue a un nuevo equilibrio. Por otro lado, si es un ajuste paulatino, entonces veremos baja volatilidad y los precios se irán adecuando gradualmente.

Con lo anterior podemos entender por qué tuvimos mayor volatilidad durante esta semana. Pasaron hartas cosas.

1. Nuevas noticias sobre la pandemia a nivel global

Junto con lo que hablamos durante el lunes en este post para Estados Unidos, en China se han observado brotes de la nueva cepa de Covid-19 y se reportaron 103 nuevos casos diarios, en que 82 son de la provincia de Hebei. Como China es uno de los mayores importadores de cobre a nivel mundial, el cobre amaneció a la baja esta semana, pero se mantiene sobre los 3,6 USD la libra.

2. Elecciones senatoriales en Georgia y ratificación de Biden en el congreso

En el mismo post anterior también hablamos de las expectativas sobre las elecciones en el estado de Georgia. Bastaba que los republicanos ganaran uno de los dos cupos para hacerse con el control del Senado y eso obligaría a los demócratas a negociar con ellos para llevar a cabo sus proyectos.

¿Cuál fue el desenlace? Los demócratas ganaron ambos asientos por muy poco margen, lo que desencadenó diversas reacciones en los mercados. Se espera que los demócratas ofrezcan más estímulos económicos para subsanar la crisis del Covid-19 y algunas medidas regulatorias en contra de grandes empresas del sector Tech (como más impuestos y más regulación).

Por ejemplo, el siguiente gráfico muestra el precio de la última semana del ETF FTEC, el cual replica el sector tecnológico en Estados Unidos:

Figura 1: Precios del ETF Fidelity MSCI Information Technology Index ETF (FTEC) desde el lunes 4 de enero al inicio del mercado (9:30 a.m.) hasta el cierre del mercado del día viernes (4:30 p.m.) en Estados Unidos. Cada barra representa la distribución de los precios en un intervalo de 10 minutos (llamadas “velas”). Las velas verdes implican que el precio aumentó con respecto al intervalo anterior y las velas rojas indican que el precio disminuyó con respecto al intervalo anterior. Fuente: Interactive Brokers

Como consecuencia del nuevo escenario político-económico, se generó un ambiente de mayor volatilidad en los mercados. El sector tech se movió bastante y logró cerrar la semana acumulando una subida de 1%.

Por otra parte, el día miércoles fue la audiencia en el Capitolio para la ratificación de Joe Biden como presidente electo, luego de las múltiples imputaciones que los republicanos habían hecho a las elecciones. Sin embargo, un grupo de congresistas republicanos presentaron otra moción para desconocer nuevamente los resultados y un grupo de manifestantes seguidores de Trump irrumpieron en el Capitolio. Esto generó escenas de violencia y puso en duda la solidez de la institucionalidad norteamericana.

Dado lo anterior, el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence anunció a Biden como ganador de las elecciones el jueves a primera hora y el propio Presidente lo haría más tarde. Esto hace prever un clima de mayor estabilidad y de una mejor transición en el poder, algo que siempre es bien visto por los mercados.

3. Un dólar bien movido

El dólar también mostró una alta volatilidad durante la semana, oscilando entre los 692,95 y los 715,10 pesos. Cerró la semana con un alza de un 0,33% y con días en que el tipo de cambio se movió más de 10 pesos por dólar (lo cual es poco común).

Estos movimientos se debieron en gran medida a las variaciones del precio del dólar frente a las monedas de países emergentes, que suelen tener una importante correlación y también al valor del cobre.

A medida que aumentan en riesgo, los fondos de Fintual aumentan también la proporción que tienen invertida en dólares, lo que mueve el valor cuota.

4. Variaciones en las tasas de interés

A raíz de los fenómenos anteriores, las tasas de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años alcanzaron su nivel más alto desde marzo del 2020, cuando comenzaron a bajar a raíz de todos los paquetes de estímulos que se generaron por la pandemia. En general, las tasas de largo plazo más altas sugieren que l@s inversionistas creen que la actividad económica se fortalecerá en el largo plazo y esta creencia se ha ido materializando paulatinamente durante la última semana.

Esto generó una caída importante en los precios de los activos de renta fija, más presentes en Very Conservative Streep, Conservative Clooney, y en menor medida, en Moderate Pitt.

¿Qué significa esto para mis inversiones?

Este tipo de movimientos en el corto plazo es esperable. Lo importante es apostar a la tendencia de largo plazo, ya que nuestras oportunidades de poder obtener retornos positivos aumentan.

Un ejemplo concreto: vuelve a mirar el gráfico del ETF que pusimos más arriba. El lunes 4 fue la caída del sector tecnológico en Estados Unidos. ¿Qué hubiese pasado si hubieras sacado toda tu inversión por temor al futuro? Primero, te hubieras llevado contigo una pérdida, pero lo más interesante es que no hubieras podido aprovechar el repunte del final de la semana.

En números: si partiste la semana con $1.000.000 en un objetivo 100% Norris y retiraste todo después de la caída del lunes, habrías terminado perdiendo un poco más de $20.000, en vez de terminar la semana con una ganancia de casi $39.000.

Quizás te podría gustar también 👀