El Papa afirmó su apoyo a las uniones civiles de parejas del mismo sexo

Hace una semana se estrenó el documental "Francesco" , que tiene como protagonista al Papa Francisco.

El documental, dirigido por el ruso Evgeny Afineevsky, se estrenó en el marco del Festival de Cine de Roma.

En uno de sus extractos aparece una entrevista al sumo pontífice, en Televisa México, dónde declara:

"Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente"

Para muchos sus dichos resultaron inéditos, un gran avance para la Iglesia Católica, sobre todo por la concepción de “familia” y la negativa homosexual que han sostenido en sus dogmas.

Lo curioso es que días después se supo que el Vaticano había solicitado, en 2019, cuando se dio la entrevista, cortar esa parte de los dichos de Francisco. No fue solo hasta ahora que el director ruso hurgando entre los archivos logró exponerlos.

Todo esto se une a la incongruencia de dichos por parte del Papa en el tema.

Sin ir tan lejos ya en 2013, recién asumido como Papa, Francisco declaró a los medios “si una persona es gay y busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?. Sin embargo, meses más tarde en el libro “Sobre el cielo y la tierra” que recoge sus opiniones, dijo que “Equiparar legalmente las relaciones entre personas del mismo sexo con los matrimonios heterosexuales sería una regresión antropológica”.

Francisco es el primero que ha tenido dichos favorables a la comunidad LGBTQ+, a diferencia por ejemplo de su predecesor Benedicto, quién hablo del “credo del anticristo” haciendo referencia a la "excomunión social" a la que se exponen los detractores del matrimonio homosexual.

Aun así, creo que no es suficiente.

El lobby de la unión civil

Pese a que tenemos un estado laico en gran parte del mundo, la ley sigue concibiendo al matrimonio según las bases cristianas que dicen que debe ser entre un hombre y una mujer.

Si tomamos como base la legitimación de la unión civil como alternativa al matrimonio para personas del mismo sexo, lo que estamos haciendo es generar una diferenciación legal ofensiva donde existen ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda.

He ahí el por qué del lobby de la unión civil que tiene que ver con estrategias para evitar la legalización del matrimonio igualitario, ya que por concepción, pese que unión civil y matrimonio tienen potestades similares, hacen referencia a instituciones diferentes que ponen a las personas en categorías distintas.

Básicamente lo que se quiere seguir perpetuando es el “iguales”, pero separados.

Justicia y reparación

Pese a todo el Papa aún sigue siendo un personaje mediático y de gran influencia en lo social y político.

Si como iglesia decidieran hacer un cambio real, en vez de hablar de unión civil, Francisco podría decir que el amor entre 2 hombres o 2 mujeres es igual de válido que el de un hombre y una mujer, dando pie así a derribar la brecha social actual que parte de las raíces cristianas y que impacta en lo político y legal. Aún en estados “laicos” como el de Chile.

Podría también pronunciarse sobre los crímenes de odio a la población LGBTQ+ que día a día cobran vida en muchos países algunos incluso amparados por la ley.

Incluso promover reformas internas en su misma iglesia, donde dentro de la catequesis se menciona la homosexualidad como un “acto impuro” y algo “contranatural”.

Quizás te podría gustar también 👀