Nuevos ganadores de los premios Ig-Nobel explican interesantes descubrimientos científicos
La parodia de los premios Nobel, con el estilo sinsentido de Lewis Carrol

Si ganarse un Nobel se siente como un cumpleaños, los premios Ig Nobel representan la celebración del “no cumpleaños” que podemos ver en “Alicia en el país de las maravillas”: la ceremonia de premiación es una parodia a los Premios Nobel, con una estética y guión que se inspiran en el género literario jocoso del sinsentido, y que buscan, al igual que la novela de Lewis Carroll, ser pedagógicos: muestran logros y descubrimientos que hacen reír por lo extraños, para que el espectador termine reflexionando sobre los distintos temas que son premiados.

En Chile, los Ig Nobel se hicieron conocidos el año 2015 cuando un grupo de chilenos ganó la categoría de biología, por estudiar cómo habrían caminado los dinosaurios pegándole una cola falsa a 12 gallinas.

Los descubrimientos premiados en los Ig Nobel, aunque suenen graciosos, son serios en su investigación y su metodología. En la mayoría de los casos tienen papers publicados, con hipótesis, experimentos y conclusiones.

Este año, de nuevo tenemos a una persona chilena entre los premiados - lo que no me parece tan extraño, debido a la fama que tiene este país por su sentido del humor- . Ana María Fernandez, pertenece al grupo de investigadores que ganaron la categoría de Economía, con el artículo que salió en Nature “Desigualdad de ingresos nacionales predice la variación cultural de besos en la boca”. La publicación concluye que países con mayor desigualdad en sus ingresos, tienen una mayor frecuencia de besos en la boca, y que en ese sentido, los besos podrían ser gestos que evolucionaron en humanos para mantener relaciones saludables en un entorno con limitaciones. También, los investigadores detectaron que esa relevancia se instala cuando la relación ya está establecida (no en la seducción).

Otros ganadores interesantes de este año fueron los del grupo en la categoría de Psicología, con una publicación que muestra cómo las formas de las cejas pueden ayudar a identificar personalidades narcisistas. La publicación es un poco compleja de entender, pero Psychology Today,  lo explica de forma más fácil aquí.

Imagen gentileza de thispersondoesnotexist.com

Y para terminar, mis ganadores favoritos fueron en la categoría de medicina: los ganadores diagnosticaron un nuevo trastorno psiquiátrico llamado Misophonia. Pacientes con esta condición se vuelven agresivos cuando escuchan sonidos que parecen ser los que hacen otras personas cuando mastican comida.

Quizás te podría gustar también 👀