Los fondos de Fintual en la última semana

Van algunos días con malas rentabilidades en las inversiones destinadas a un año o más. En fondos riesgosos, como Risky Norris, pero también en fondos conservadores como Conservative Clooney.

Te queremos explicar qué ha pasado, por qué y más importante aún, por qué tienes que ser consistente con tu estrategia de inversión. Asustarse y sacar la plata es tentador, pero deberías evitarlo y acá vas a entender por qué.

Me gustaría darte un poco de contexto antes de pasar a la explicación.

Esta es la rentabilidad del fondo Risky Norris desde su lanzamiento en febrero de 2018. Como es un fondo riesgoso, está recomendado para inversiones de largo plazo. Marcamos en rojo la última semana.

Sí, se ve grande la baja, pero es algo que está contemplado dentro de un portafolio de largo plazo. De hecho, si ves la línea azul, ha habido caídas bastante más grandes y en el largo plazo Norris (y el mercado) se ha recuperado.

Como te dije al principio, esta baja ha afectado tanto a activos riesgosos como a activos de refugio. Por ejemplo, el fondo Conservative Clooney, ha tenido un retorno de -0,37% en lo que va del año.

Y es que pese a ser un fondo conservador, tiene riesgo. Lo recomendamos para objetivos de al menos un año porque caídas de esta magnitud son esperables en plazos más cortos.

¿Por qué se ha dado esta caída generalizada en los instrumentos financieros? Por muchas razones, ahora mismo te lo explicamos.

Tasas de interés e inflación

Una de las principales causas de esta baja en particular es el alza en las tasas de interés.

Cuando hablamos de tasas de interés nos referimos a la tasa que paga un bono (o deuda) gubernamental. El valor de estas tasas fluctúa con los mercados día a día en función de qué tanta oferta y demanda hay sobre estos bonos.

Las tasas de interés son importantísimas porque fijan el precio del dinero tanto para las empresas como para las personas.

Por eso cuando las tasas suben decimos que el costo del dinero ha aumentado. Es decir, es más difícil acceder a un crédito.

Visto desde el punto de vista de un inversionista de largo plazo, si las tasas de largo plazo (más de 10 años) suben, se hace más atractivo invertir en bonos versus acciones. Ahí es cuando el mercado hace el ajuste bajando el precio de la acción.

Y por esto la subida en las tasas de interés de largo plazo ha afectado las bolsas globales. Si miramos los vencimientos de 10 años, estos han subido en torno a 60 puntos base para Estados Unidos y Chile

Tasas de interés a 10 años, Fuente: Refinitiv

Una de las razones por las que estas tasas suelen subir es porque el mercado piensa que la inflación de un país va a aumentar. Tanto en Estados Unidos como en Chile, las expectativas de inflación y los datos de inflación han aumentado en los últimos meses.

Uno de los argumentos que más fuerza ha tomado es que el estímulo monetario del año pasado (en contexto de la pandemia) pudo ser excesivo y que podría traspasarse a un incremento en los precios de la economía real.

Sin embargo, la clave está en que estos incrementos en los datos de inflación tienen efectos base. Y este efecto base no es más que contexto para entender por qué la subida de tasas se siente tan grande: los precios en la economía cayeron tanto por el coronavirus que su retorno a niveles normales se ve como un alza pronunciada en términos porcentuales.

Sector tecnológico en Estados Unidos

El sector tech está viviendo días duros.

Durante la última semana, acumula casi una caída de casi -7%, que por supuesto genera preocupación dentro de los inversionistas.

Aunque -7% suena harto, de nuevo necesitamos contexto para entender este número:

  • Hasta el cierre de este martes, el índice tecnológico Nasdaq acumula 1,8% aprox. en lo que va del año
  • Solo en febrero subió 8,3% hasta el peak del mes (miércoles 16)
  • Con las caídas de la última semana, quedó plano en febrero (-0.3%)

Norris estuvo golpeado esta última semana y cayó -7,3%. Sin duda ha sido la semana más dura del año hasta ahora. Pero acumula 4,5% de ganancias en lo que va del año (hasta ayer miércoles). En febrero acumula una rentabilidad de -1,9%.

Cuando hay volatilidad, l@s inversionistas suelen enfocarse en activos que han tenido buen rendimiento.

Al sector tecnológico en Estados Unidos le fue muy bien en 2020: rentó 46% aprox. Y es en este tipo de instancias en donde surge nuevamente el debate de las métricas más tradicionales de valorización de compañías aplicadas a empresas que tienen modelos de negocios no tradicionales.

Bajo estas medidas, las empresas del sector tecnológico están sobrevaloradas. Muchas están en máximos históricos y no tiene sentido que tengan esos precios en base a la “capacidad que tienen de generar utilidades”. Pero la última frase viene del mundo más tradicional. Bitcoin llegó a superar la barrera de los US$ 50.000, algo que nadie pensaba que podía pasar cuando valía US$ 0,1 en sus comienzos.

Es súper difícil saber qué va a pasar en el futuro, pero sí sabemos que en el largo plazo nuestras inversiones tienen mayores posibilidades de poder generar utilidades. Si a esto le sumamos el enfoque de diversificación que hemos construido en nuestros fondos, hemos logrado hacerle frente a estos episodios de alta volatilidad.

Qué hacer

Si elegiste bien el riesgo y plazo de tu inversión, nada.

Clooney, Pitt y Norris están pensados para plazos más bien largos. Al menos 12 meses. Esto es precisamente porque por su construcción, en períodos cortos de tiempo podrían tener rentabilidades negativas (Norris más que Clooney, pero aplica para los tres).

Veamos con números un ejemplo bien reciente: el terremoto en el peak del Covid-19.

Risky Norris cayó desde su punto más alto hasta ese momento hasta su punto más bajo (este concepto en inversiones se llama Maximum Drawdown) un -27,4%. Si ese 20 de febrero de 2020 alguien hubiese sabido que esto iba a pasar, podía haber sacado la plata y volver a invertirla a fines de marzo, para evitarse esa bajada.

Pero justamente ahí está la clave. Nadie podría haber sabido que eso iba a pasar, ni cuánto se iba a demorar en llegar la recuperación.

Si vuelves a ver el gráfico del principio vas a ver que las personas que no sacaron su inversión se recuperaron en unos meses.

Por eso recomendamos ser paciente. La idea de evitar la caída es tentadora, pero nadie sabe cuándo termina la baja y empieza la subida. Y si retiras tu inversión lo más seguro es que te vas a perder esa recuperación.

Si aún no te convences, aquí hablamos de esto más en profundidad y con más ejemplos.

Y si lo estás pasando muy mal

Si crees que vas a necesitar esa plata pronto, quizás deberías moverla de tus objetivos riesgosos a algo que esté pensado para el corto plazo (o menos de 12 meses), como Very Conservative Streep.

Otro caso en que es recomendable hacer cambios es si estás sufriendo mucho con estas bajas.

Es algo que puede pasar, a nadie le gusta ver que está perdiendo plata. Si de verdad no aguantas, probablemente el riesgo que le fijaste a tu objetivo es más del que deberías haber tomado y lo más sano sea bajar el nivel de riesgo. Aunque ojo, no como una decisión para ganar más plata, sino para que tu inversión sea más estable y tu dolor de guata más suave.

Y como nos regula la CMF, esto también es importante:

  • Las rentabilidades nominales corresponden a la serie A de cada fondo.
  • Infórmate de las características esenciales de la inversión en estos fondos mutuos. Están en sus reglamentos internos, que puedes ver en la CMF y en fintual.cl/docs.
  • La rentabilidad o ganancia obtenida en el pasado por este fondo, no garantiza que se repita en el futuro. Los valores de las cuotas de los fondos mutuos son variables.
  • Esta presentación ha sido preparada por Fintual Administradora General de Fondos S.A. como información a título meramente educacional e informativo, y no pretende ser una solicitud ni una oferta para comprar o vender ninguno de los instrumentos financieros y/o de inversión que en él se mencionan.

Quizás te podría gustar también 👀