Las últimas grandes adquisiciones en el mundo de los videojuegos

Enero suele ser lento para las noticias, la sensación general es que nunca pasa mucho. Ojo, esto es a nivel global y es más, hasta en otros rincones del internet han tratado de darle respuesta. La industria de los videojuegos quiere probar lo contrario con una seguidilla de noticias que ayer terminó por coronarse como el mes más movido que ha existido, al menos en este mundo en específico. Resumamos:

  • 12.7 mil millones de dólares pagó Take-Two (dueña de Rockstar, el estudio responsable de la saga GTA) para comprar Zynga a principios de enero.
  • 68.7 mil millones de dólares pagó Microsoft por Activision / Blizzard hace una semana.
  • 3.6 mil millones de dólares pagó Sony por quedarse con Bungie.

La primera preocupación que golpea los gamers es el tema de las exclusividades, porque -por lo general- movimientos de este tipo significan que los próximos lanzamientos de las grandes franquicias de estos estudios se queden en el portafolio de una sola consola, pero no es el caso, al menos en el corto y mediano plazo, y hasta el co-creador de Mortal Kombat lo agradece

Lo que dice Ed Boon es cierto, es refrescante, pero no sabemos cuánto va a durar. Por otro lado, puede que efectivamente el valor de estas adquisiciones vaya por otro lado. Según Sony, comprar Bungie, que son los creadores de Destiny, uno de los más exitosos juegos por servicio del último tiempo, es -precisamente- mejorar en ese aspecto, absorber ese conocimiento.

💡
Como curiosidad: Bungie creó Halo, el buque insignia de Microsoft. Esta última hace una semana compró el estudio que tiene los derechos de Crash Bandicoot, uno de los juegos que posicionó a PlayStation en sus inicios. Pero ojo, a no confundirse: Halo sigue siendo de Xbox y es altamente improbable que veamos un título de esta saga en la consola de Sony.

¿En qué está la industria?

Estos tres movimientos pueden tener explicaciones relativamente sencillas y que dan luces de cómo planean el futuro las marcas: Take-Two compró Zynga por su know how en monetización de juegos móviles y de Facebook. De hecho, si alguna tía tuya se pegó en algún momento con un simulador de granjas y gastó dinero de la vida real en dinero virtual, probablemente era de Zynga. Lo de Xbox solo sigue una tendencia del último tiempo de adueñarse de gigantes y agregar su catálogo y próximos lanzamientos a Gamepass, su servicio de suscripción, que explicado en simple, es como un Netflix, pero de videojuegos. En Sony se desviven por hacer de sus franquicias algo escalable a otras industrias como el cine, miremos el caso de Uncharted, y ahora, hacer juegos por servicio con mayor alcance.

¿Y qué demonios son los videojuegos por servicio?

Un videojuego por servicio es el que es tratis para bajar a tu consola, PC o celular, pero genera ingresos por la venta de expansiones y cosméticos (elementos que cambian la estética del juego pero no afectan la jugabilidad). Es un juego que está diseñado para tener una vida útil -idealmente- infinita y que los gamers estén enganchados por muchos años. El ejemplo más notable es Fortnite.

💡
Cuando Microsoft anunció la compra de Activision/Blizzard, las acciones de Sony se devaluaron 20 mil millones de dólares. Con la adquisición de Bungie se han ido recuperando tan rápido como bajaron. Analistas consideraron el anuncio como uno de defensa por si títulos como Call Of Duty pasaran a ser exclusivos de Xbox en el futuro, asegurando a Destiny como propio.

¿Qué es lo que piensa hacer Nintendo al respecto?

Ellos no suelen mirar mucho lo que hace la competencia, imagínatelos con anteojos de sol, echados para atrás en una silla de playa, caipirinha en mano viendo como los otros se pelean. Van a otro ritmo y no se estresan con estas cosas. Mientras tanto, su última gran entrega, Pokémon Legends: Arceus, recibe críticas positivas y rompe récords de ventas en todos lados.

Quizás te podría gustar también 👀