Es cada vez más difícil ganarle a los papás

Los actuales treintones parecen haber tenido peor suerte en términos económicos que sus papás.

En un descriptivo artículo publicado recientemente por Visual Capitalist se muestra cómo en Estados Unidos es cada vez menos frecuente que los hijos ganen más que sus padres.

Porcentaje de personas que ganan más que sus padres, según década de nacimiento. Fuente: Visual Capitalist

Entendiendo el gráfico

En el eje vertical del gráfico está el porcentaje de estadounidenses de 30 años que ganaba más que sus papás a sus 30. Las líneas de distintos colores representan a las distintas generaciones. El eje horizontal corresponde al percentil de ingresos de los padres; más a la izquierda están los padres de menores ingresos, y a la derecha el percentil 99º muestra al 1% más rico.

En la mayoría de las generaciones, al moverse de izquierda a derecha la porción de personas que ganan más que sus padres disminuye fuerte, lo que sugiere que los que nacen en familias más ricas tienen menos probabilidades de ganar más que sus papás, independiente de la generación.

El punto principal es cómo cada curva ha tendido a ir siendo más baja generación tras generación. En otras palabras, cada vez menos personas en la clase baja y media están mejorando económicamente respecto a sus padres.

Década nacimientoProbabilidad de ganar más que los padres (percentil más bajo)Probabilidad de ganar más que los padres (50º-percentil)Probabilidad de ganar más que los padres (percentil más alto) 
194095%93%41%
195090%81%15%
196086%62%7%
197090%59%16%
198079%45%8%

Estas bajadas se han visto en todos los percentiles. En particular, resulta difícil para la clase media (50º-percentil): los que nacieron en los años 1980 tienen solo un 45% de probabilidad de que les vaya mejor que sus padres, comparado a un 93% para aquellos que nacieron 1940.

La movilidad social y su relación con ingresos e inflación

Se han intentado dar diversas explicaciones para justificar esta menor movilidad social, ya que el problema parecer ser complejo.

Un factor puede ser el que los sueldos de los estadounidenses haya crecido mucho más lento que antes. Por ejemplo, el sueldo promedio por hora en 1964 en dólares actuales al año 2018 (ajustados por inflación) era de alrededor de US$20,27, que comparado con los US$22,65 del 2018 resulta en un flojo 11,7% de aumento (real) en 54 años.

Se puede argumentar por otro lado que los precios de electrodomésticos, celulares, computadores y otros similares han bajado rápidamente, y en ese sentido, las generaciones actuales son "más ricas" que las anteriores.

Sin embargo, ha habido una importante subida de precio en otros servicios que pueden terminar afectando aún más la movilidad social, por ejemplo, servicios de salud y educación universitaria, los cuales han prácticamente duplicado sus costos desde 1998 hasta mediados del 2020, como se puede ver en el gráfico que sigue.

Índices de precios de diversos productos y servicios. Fuente: Carpe Diem según datos del Bureau of Labor Statistics

Los veinteañeros de hoy tampoco parten muy bien por culpa del covid-19

Según un estudio del London School of Economics, los jóvenes en el Reino Unido tienen más del doble de probabilidades de haber perdido su trabajo durante la pandemia de coronavirus. Aproximadamente uno de cada 10 de los que tienen entre 16 y 25 años ha perdido su trabajo durante la crisis, el doble que en los grupos de mayor edad, mientras que los ingresos de casi el 60% de los jóvenes han caído.

Esto confirma que la tendencia de los trabajadores más jóvenes se han visto más afectados, a pesar de la flexibilización temporal de las restricciones de virus durante el verano del hemisferio boreal.

Esperemos que esto no genere un "lastre" económico a la generación de actuales veinteañeros que comienzan a entrar al mercado laboral y que más de alguno logre "ganarle a los papás".

Quizás te podría gustar también 👀