¿Elegí un mal momento para invertir?

Todos hemos sentido alguna vez esa sensación de que la cagamos. Por ejemplo, ponerse a invertir y que el mercado anda mal.

Contra todos nuestros temores empezamos a invertir y nos enfrentamos a algo desconocido. Pasan los días y nuestra inversión comienza a caer y nos invade la ansiedad. Más encima, caemos en el efecto del celular y constantemente revisamos nuestra inversión. Todos los días incluso varias veces al día, sabiendo que no ha cambiado nada. En otras palabras, nos atrapamos en el bosque del corto plazo.

¿Te has cuestionado si elegiste un “buen momento” para invertir? ¿Tu inversión está cayendo y los mercados se mueven mucho? Cuestionas tu decisión y se ve todo mal. Después de no ver repuntes por un rato, empezamos a buscar una salida inundados por la desesperación.

"¿Debería sacar mi plata antes de seguir perdiendo?, ¿puede que me convenga un fondo más conservador? Un conocido me contó que los mercados van a seguir cayendo, ¿será mejor cambiarme antes de que caiga más?, ¿debería hacerle caso a esas señales?"

A esta estrategia de hacer cambios tratando de ganarle al mercado se le conoce como market timing en la literatura financiera y ha sido foco de estudio de la academia por muchos años. De hecho, las primeras publicaciones en esta línea vienen de fines de los años 50. En simple, esta estrategia consiste en hacer cambios en tu inversión, adelantándote a lo que va a pasar en el mercado y así evitar posibles pérdidas. Es un elemento fundamental de la inversión activa, en la cual las decisiones de inversión se toman en base a predicciones del mercado con el fin de generar retornos sobre un índice de referencia como por ejemplo el S&P 500 o el Nasdaq.

Dentro de este debate existen dos mensajes claves:

  1. En la práctica, y en promedio, quienes están detrás de las estrategias de inversión activa no logran ganarle consistentemente a una estrategia de inversión pasiva. Es decir, comprar y mantenerse. (Henriksson 1984, Firer et al 1992, Metcalfe 2018,  Cagnazzo 2020).
  2. En promedio, los retornos pasados de un fondo de inversión activo no implican retornos positivos en el futuro de manera consistente. (Kahn & Rudd 1995, Choi & Zhao  2020).

Hay quienes dirán “Oye Fintual, pero hay fondos que sí logran consistencia en sus retornos a través del tiempo”. Efectivamente hay, pero son muy pocos.

El único caso emblemático de Wall Street que sale de toda norma es el fondo Medallion de Renaissance Technologies. Fundado por Jim Simons (PhD en Computer Science y ex code-breaker de la guerra fría), ha logrado ganarle al benchmark (o su índice de referencia) de manera consistente entre 1989 y 2005. Eso sí, este fondo no está disponible para el público y sólo se permite la inversión de personas que trabajan o que hayan trabajado en Renaissance Technologies. Además, Renaissance procesa petabytes de información (o sea, más de 1 millón de gigabytes) con una infraestructura de millones de dólares.

Dejando de lado estas excepciones, usar señales para invertir en general no te va a permitir maximizar tus ganancias.

Esperando las señales para predecir el mercado

Por eso, la inversión pasiva surge como una muy buena forma de invertir, especialmente porque tiene las siguientes ventajas:

  1. Históricamente ha tenido buen rendimiento
  2. Es barata
  3. Es más líquida (usas ETFs que puedes retirar y te pagan en 1-3 días con bajo costo de transacción)

Mercados impredecibles

La semana pasada salió una entrevista a Lee Spelman, quien está a cargo de las inversiones en acciones de Estados Unidos en J.P Morgan.


Dentro de la entrevista, Spelman se mandó la siguiente declaración que nos puede dar pistas de por qué no conviene "buscar y seguir señales":

[...]”En mis más de 40 años de experiencia en los mercados accionarios, si hay algo que creo apasionadamente es que, no puedes predecir el mercado”[...]

Razones para esto hay muchas:

  • Se necesita un conocimiento y experiencia acabados de los mercados y activos financieros
  • Se necesita una gran cantidad de recursos en infraestructura (almacenamiento y manejo de gran cantidad de datos, suscripciones de datos financieros en tiempo real, etc.)
  • Ser capaz de tener acceso al mercado directamente sin intermediarios
  • Monitorear constantemente los flujos de información para entender cuál es el escenario más probable
  • Conocimiento político y regulatorio

Lo más increíble es que, incluso si llegamos a encontrar una señal, lo más probable es que haya otros inversionistas que logren replicarla, “aprovechándola” antes que nosotros y la oportunidad de inversión desaparece. Cuando pasa esto, se dice que la oportunidad fue arbitrada (“Arbitraged away” en inglés)

Si damos un ejemplo más reciente, a fines de abril se publicó este gráfico en el que se comparan una estrategia de inversión pasiva (buy and hold) versus el desempeño de algunas señales provenientes del análisis técnico, una conocida forma de inversión activa que entrega estas señales de compra y venta a partir de patrones en los gráficos de precios de los activos.

Se ve que la estrategia de inversión pasiva (línea negra), o no hacer cambios, genera mayores retornos durante el período de estudio.

¿Y qué estrategia de inversión me conviene elegir?

Depende de cada inversionista. En Fintual creemos en la inversión pasiva. Vemos las inversiones como una combinación de horizonte de inversión con perfil de riesgo. Y nos enfocamos en el largo plazo, en donde las probabilidades de obtener retornos positivos son mucho más grandes. Además, bajo esta lupa, los movimientos de los activos financieros y la volatilidad de corto plazo tienen un impacto mucho más bajo.

De todas formas, siempre es bueno diversificar. Puedes usar Fintual para inversiones como el ahorro para la jubilación, un fondo de emergencia para gastos de corto plazo, el pie para una propiedad, etc. y para lo demás puedes probar otras alternativas como la inversión activa. Recuerda siempre fijarte en las comisiones y la regulación de la inversión.

Volviendo al comienzo, puede que estés pensando en la famosa Ley de Murphy y de que juuuusto cuando decidiste invertir, se cayó todo. Pero en realidad no es tu mala suerte, no estás sola o solo en esto, las caídas del mercado las estamos viviendo todos juntos. Y es más, algunas personas lo ven como una buena oportunidad para invertir (porque las acciones o cuotas de los fondos están más baratas).

Nadie sabe qué va a pasar. Lo que sí sabemos, es que en el largo plazo la inversión pasiva genera retornos y que los mercados, incluso después de los momentos más oscuros de la historia, siempre han tendido al alza.

Quizás te podría gustar también 👀