Off The Record: esa superficial pero útil cosa que llamamos fama

¿Qué es la relevancia en el contexto de las redes sociales?

¿Pueden tener honestidad aquellos cuyo oficio es influenciar a la gente?, ¿cómo entendemos hoy esa efímera, superficial, pero útil cosa llamada fama?

Este martes se estrenó en YouTube la webserie chilena Off The Record con una fórmula que parece quererlo todo. Es una historia de ficción con personajes inventados, pero insertos en un medio de comunicación virtual que entrevista a todo el abanico de influencers chilenos actuales.

De esta forma, existe el gancho mediático de poder ver los cameos de personalidades como la Vieja Cuica, Anto Larraín y Lucas Espinoza, pero también la serie te da la opción de seguir una breve comedia millenial si es que no conoces a ninguno de ellos.

¿Qué es Off The Record?

Es la historia de Diego (Sebastián Ayala), un periodista que cumple los 30 trabajando en el medio digital Prisma, lo que lo tiene profundamente desmotivado. Encuentra que se dedica a algo superficial (a diferencia de su sueño de ser escritor) y se mueve con desgano por la vida quejándose constantemente.

Cuando le toca entrevistar a Augusto Schuster, toca una fibra sensible que conmueve al actor y que hace que la entrevista se vuelva viral. A raíz de eso, el jefe de Diego lo obliga a repetir el formato, vendiéndolo como un periodista que llega a la intimidad de sus interlocutores, sacando a relucir lados de ellos que el público desconocía.

Lo que viene con algunos problemas. A Diego se le empiezan a subir los humos, tomándose demasiado en serio los reconocimientos, los regalos y las ofertas laborales que recibe debido a su perfil elevado. Esto lo aleja de los únicos vínculos verdaderos que tiene, en búsqueda de algo que pueda validarlo y quitarle su inseguridad.

Entremedio, un desfile de caras conocidas.

El precio de la fama

Con tan solo 5 capítulos emitidos hasta ahora, lo que presenta la webserie es el conflicto de un joven amargado a quien se le dio la posibilidad de ser alguien. Empezamos a ver lo feo de la fama, pero también las razones que puede haber detrás de perseguirla.

Off the Record critica lo superficial de este mundo de apariencias, pero las ocupa a su favor. Ridiculiza al sistema de la farandulilla criolla, pero al mismo tiempo alimenta el morbo de la audiencia por consumirla. Está consciente de lo que el juego significa, pero decide beneficiarse de él. Quiere tenerlo todo.

Así, la serie actúa como influencer ella misma. La pregunta es si la seguimos o no.

Nota de riesgo

Es una comedia de enredos sencilla, con un buen valor de producción y que saca sonrisas a punta de atención a los detalles. El elenco está repleto de actores y personalidades que conocemos y los capítulos duran algo así como 10 minutos. Es totalmente accesible y, aunque es irónica, no llega a ofender ni a dejar mal a nadie.

Es conservadora.

Quizás te podría gustar también 👀