¿WTF FTX?

Estos últimos días han sucedido ✨cosas✨ en el mundo de las criptomonedas. Un joven treintañero está sacudiendo la industria de las cripto, un drama que aún está en pleno desarrollo.

Aquí te cuento qué pasó. Más emocionante que serie de Netflix.

¿Qué pasó con FTX?

Primero, los involucrados. Partamos con el perfil de los dos protagonistas.


¿Quiénes son Sam Bankman-Fried y Changpeng Zhao?

El personaje principal es Sam Bankman-Fried (SBF), un estadounidense de 30 años, fundador y CEO de FTX, un intermediario de criptomonedas que llegó a ser el segundo más grande del mundo. Para que te hagas una idea: la riqueza de Sam llegó a ser de 26 mil millones de dólares. Fue portada de Fortune y Forbes.

SBF en la portada de Fortune

SBF manejaba criptoactivos a través de Alameda Research, una firma de trading de criptomonedas fundada el 2017. Con esa experiencia en la mochila, el 2019 fundó FTX, un exchange de criptomonedas especializado en derivados. Diseñado para traders profesionales de cripto, pero abierto a todos.

El segundo protagonista de la historia es el chino-canadiense Changpeng Zhao (CZ), co-fundador y CEO de Binance, el exchange de criptomonedas más grande  del mundo, fundado el 2017. Según Bloomberg, la riqueza de CZ se estima en 33 mil millones de dólares.

El año 2019 Binance invirtió en FTX. Hasta ahí, SBF y CZ, muy amigos. Pero lo que partió como un apoyo y amistad, terminaría de forma trágica. Inevitablemente Binance y FTX se convertirían en rivales. El equilibrio entre SBF y CZ no podía durar mucho.

SBF y CZ: amigos y rivales.

El quiebre entre Sam Bankman-Fried y Changpeng Zhao

El primer aviso del quiebre vino el 2021: Binance decide vender su participación en FTX. Y tenía todo el sentido del mundo, no era sustentable ser accionista y competidor. En la venta Binance recibió unos US$2.1 billions en moneda y en FTT, una criptomoneda de FTX que permite acceso a servicios y herramientas de su plataforma.

El quiebre definitivo vino casi un año más tarde: el domingo 6 de noviembre, CZ anuncia la venta de toda su posición en FTT.

¿Los motivos? Al parecer CZ habría confirmado ciertos rumores de que Alameda Research o FTX serían insolventes, es decir, incapaces de cumplir sus obligaciones:

La venta dispara una rápida baja del precio del FTT, de $26 a $22. El lunes 7 de noviembre las cosas empeoran, llegando a menos de $16.

Comienza el pánico. Muchos usuarios de FTX se preguntan si los rumores son ciertos y, para evitar los riesgos, deciden comenzar a retirar sus activos y fondos desde FTX.


Ese mismo día, SBF sale a tratar de calmar las aguas. En un tuit que hoy está borrado, anunció que FTX no tenía problemas de liquidez ni ningún problema con los activos de los clientes para poder pagar retiros desde su plataforma.

el hilo que SBF terminó borrando

Sin embargo, la bola de nieve ya había crecido demasiado. Los retiros de fondos y activos desde la plataforma FTX crecían más y más, llegando a casi 6 mil millones de dólares en menos de 3 días.

Si FTX era solvente, ningún problema debería haber ocurrido. Pero llegaron los problemas.

FTX se complica

El martes 8 de noviembre FTX anunció que temporalmente se detenían los retiros desde su plataforma. El pánico se multiplicó. Pero esa no sería la gran noticia del martes. Lo que realmente llamó la atención fue que FTX sería supuestamente rescatado por… 🥁

Sí, por el mismísimo Binance. Sí, el que habría comenzado el ataque en contra de FTX.

Al parecer, FTX tenía un problema de liquidez imposible de solucionar por sí mismo, y habían pedido ayuda a Binance. La ayuda vino en forma de oferta de adquisición por parte de Binance. Esta era no vinculante y dependía de analizar financiera y legalmente el estado de FTX.

CZ había hecho una jugada magistral de ajedrez, en la que, en tan solo tres días, no solo había vencido a su mayor competencia, sino que también la adquiría.

CZ en las oficinas de Alameda Research

Pero esto no era una adquisición cualquiera. Era una adquisición forzada, llena de cabos sin atar. Muchos grandes inversionistas participaron en rondas de capital de FTX. Con esta venta, seguramente perderían gran parte de su inversión. Mientras tanto, el precio del FTT seguía en caída libre, cerca de los $5.


¿Cómo le afectó esto a la industria?

Para que te hagas una idea, algunos de los inversionistas de FTX fueron: Insight Partners, Ontario Pension Fund, Sequoia, Lightspeed, BlackRock, Paradigm, Paul Tudor Jones, Tiger Global, SoftBank, Circle, Ribbit Capital, Alan Howard, Multicoin, VanEck, Temasek. ¡Incluso Gisele Bündchen y Tom Brady!

SBF estuvo aquel día desaparecido para sus inversionistas. Pero lo peor no había pasado.  ¿Recuerdan que la oferta de Binance era no vinculante? Bueno, Binance da el aviso de que retira su oferta a FTX. Al parecer, al revisar los libros contables, saltaron las alarmas y la adquisición se cayó.

Pánico y locura en el mundo de las criptomonedas. El precio se ve impactado de forma transversal.  Incluso Bitcoin, la criptomoneda líder, sintió el golpe: quedó por debajo de los US$16,000.

Había mucha incertidumbre sobre el tamaño del descalabro de FTX.


Los memes, en cambio, se multiplicaron…


Al parecer, el hoyo financiero de FTX era de al menos 8 mil millones de dólares, según lo que el mismo SBF le comunicó a sus inversionistas. Lo suficiente para dejar en quiebra a FTX por insolvencia, y para impactar al resto del ecosistema: otros exchanges o plataformas que dependían o trabajaban con FTX.

El miércoles 9 de noviembre uno de los grandes inversionistas de FTX, y quizás el más importante del mundo en venture capital, Sequoia Capital, valoriza en $0 la inversión de sus fondos en FTX. Explican que, pese a todo, la pérdida es marginal en sus fondos. El mismo día, el gigante de pensiones canadiente Ontario Teachers’ Pension Plan también daba aviso de que su inversión había fallado. Destacaban que, naturalmente, no todo este tipo de inversiones funcionaba y que el daño al fondo era menor a 0.05% del fondo.

El mismo jueves, el departamento de justicia anuncia que comenzará a investigar a SBF por el descalabro y crisis de liquidez generado por FTX.

El valor de FTX como compañía, que habría llegado a 32 mil millones hace menos de un año, hoy era cero. ¿Cómo era posible que la carrera meteórica de SBF y FTX se acabara en menos de 4 días?

Al parecer, los grandes pecados de SBF fueron a usar una criptomoneda propia, además de los fondos de sus clientes, como colateral para sobreendeudarse y hacer otros negocios. El motivo real recién se está investigando.

De millonario a endeudado

SBF llegó a tener una fortuna de US$26 mil millones en marzo y US$16 mil millones el 7 de noviembre pasado. Ahora, habría perdido toda su fortuna. Y probablemente quede endeudado y con cargos criminales.

En paralelo, diversos actores cripto acusaban contagios. El mayor fue BlockFi, una compañía que presta dólares dejando criptomonedas como garantía, y acepta depósitos de criptomonedas que pagan intereses. BlockFi declaró el jueves que detendría los retiros desde su plataforma.

El viernes 11 de noviembre FTX pidió acogerse voluntariamente al Chapter 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos. Es decir, solicitaba una forma de bancarrota que les podría permitir reorganizarse. Pero eso no fue lo más terrible del viernes. Ese mismo día FTX sufrió una misteriosa salida de activos de alrededor de UF$662 millones. Al mismo tiempo varios usuarios de FTX daban aviso por redes sociales que sus cuentas, previamente con saldos, aparecían en cero. El rumor de un misterioso hack a FTX que estaba drenando los fondos se expandía.

El rumor de hack sería confirmado por ejecutivos de FTX.

Como les dijimos, este drama está sucediendo en tiempo real, y podemos ver casi en vivo lo que pasa en redes sociales. Un par de comentarios recientes destacados del sábado en la mañana:

Lo único que tenemos claro es que la novela todavía no se ha terminado. Pero ya hay algunos recogiendo los frutos: Michael Lewis, guionista de Moneyball y The Big Short ya se puso manos a la obra y está escribiendo su próximo libro sobre SBF. Mientras tanto, John  J. Ray III, un experto en quiebras que fue designado como el nuevo CEO de FTX (algo asi como un síndico de quiebras), escribió en un memo que jamás había visto un descalabro así de grande. Y eso que había supervisado la caída de Enron. Estaremos atentos.

Este artículo está basado en este hilo de nuestra cuenta de  Twitter que publicamos el 11 de noviembre.

Quizás te podría gustar también 👀