¿Qué pasa cuando dejas tu plata en la cuenta del banco?

En la década de los años 30, Henry Ford sugirió que era bueno que las personas no entendieran cómo funcionan los bancos, porque si supieran la verdad, explotaría una revolución antes del amanecer.

Para hacer préstamos, los bancos tienen el lujoso permiso de crear plata de la nada. Esto no es una magia inventada por un niño torpe que no entiende cómo funciona el mundo. Aunque suene así de extraño y recuerde a la teoría obsoleta de la generación espontánea, ese es el nivel de poder que tienen los bancos. Y da la ilusión de estar adentro de una fantasía donde los bancos no pueden quebrar.

Pero la última gran crisis económica mundial fue causada por los bancos: la crisis subprime de 2008. Corrieron muchos riesgos con los préstamos que dieron, se fueron a la quiebra y varios tuvieron que ser rescatados por los bancos centrales o el gobierno de su país.

Y esos rescates los terminó pagando la gente con sus impuestos, pero eso es otra historia.

Desmitifiquemos algunas ideas que tenemos sobre qué tan seguro es tener tu dinero —guardado o invertido— en un banco.

¿Es imposible perder plata con un banco?

Por supuesto que no.

Depositar 100.000 pesos en tu cuenta del banco y al año siguiente seguir teniendo los mismos 100.000 es perder dinero, sobre todo con la inflación en 10,5%. Al dejar tu plata en la cuenta del banco, es como que le estuvieras prestando plata al banco gratis. Cuándo pides un crédito en general, ¿te lo pasan gratis?

Y sus fondos mutuos invierten también en instrumentos y acciones volátiles, solo que suelen cobrar una comisión mayor, por lo que igual terminas obteniendo menos plata de la que mereces.

Así que sí, puedes perder plata en un banco. Mucha plata.

Comisiones: la punta del iceberg

Una de las cosas con las que intentan marearte en los bancos al venderte sus productos es escondiendo o tergiversando las comisiones.

Con los fondos mutuos pasa seguido: los bancos tienen diferentes series del mismo fondo, donde la diferencia es la comisión que se paga. En general, la serie donde te acomodan depende de cuánta plata inviertas.

Ojo con los simuladores, porque puede que la serie que te muestren tenga la comisión más baja, pero muchas veces esas series requieren una inversión mínima.

Por ejemplo, un fondo de un banco cuyo nombre no daremos, te cobra 1,19% de comisión, pero solo si inviertes más de 3.000 millones de pesos en sus fondos mutuos. Si no tienes esa plata, las comisiones de la serie donde inviertes pasan a ser mucho mayores y solo aparecen en ese contrato de 50 páginas que aceptas al contratar el producto.

En otras palabras, terminarás subsidiando a clientes que tienen (mucha) más plata que tú.

La táctica del cliente VIP

Probablemente, te suene familiar esto:

Sra. Tapia, es usted una cliente VIP para el banco, por lo que le podemos ofrecer un producto especial sin comisiones con atención personalizada de un ejecutivo 24/7.

¿Te ha pasado a ti o alguien te contó algo parecido?

Sorry que te lo diga, pero es una táctica muy añeja en el mundo de las ventas: decirle a tu cliente que le ofreces algo diferenciado y hacerle sentir especial.

Si te dan una atención personalizada, créeme que vas a pagar por ella. Y si te prometen un fondo mutuo especial con comisiones reducidas, por lo menos date tiempo de compararlo con otras opciones o podrías llevarte una sorpresita.

En resumen, desconfía y siempre compara

Hay personas que valoran mucho la solidez (lo que sea que eso signifique) y trayectoria de un banco; y ciertamente son uno de los negocios más rentables en la historia del mundo.

Pero son rentables a costa tuya —y de tu plata—.

Afortunadamente, la tecnología vino a revolucionar la gama de servicios que hace algunos años solo te ofrecía una institución bancaria: tarjetas de crédito, créditos hipotecarios, inversiones… y las que vendrán.

El uso de la tecnología también permite que estos servicios sean más eficientes, rápidos y baratos, para que no tengas que hacer una fila de una hora esperando a que alguien te atienda de mala gana.

Fila para ir al banco una tarde de verano en pandemia

Piensa y compara todas las opciones que tienes disponibles para lo que quieras hacer con tu plata, te vas a ahorrar mucho dinero y vas a dejar de financiar esos edificios gigantescos con Muros Cortina en El Golf.

Igual son horrendos.